Y cada vez somos más…



Por Ángel Herrera Diaz

Secretario de Comunicaciones

UGTI Antioquia


A raíz de las grandes problemáticas en la cual está sumergida nuestra sociedad, se ha visto que las luchas populares las están encabezando las personas jóvenes, personas entre los 15 y los 25 o 30 años... estos son quienes están llevando la batuta en cuanto a defender los derechos del pueblo en general y exigir a los gobiernos los cambios que se deben realizar…




Pero acá en nuestra ciudad, en la cuidad de la eterna primavera, en nuestro Medellín, ha nacido un grupo conformado por jóvenes, jóvenes animalistas, vegetarianos, idealistas sociales, en fin, un grupo el cual le apunta a la inclusión y la lucha en pro de una misma causa, “La defensa de los derechos de los animales”. Pero el eje central de esta lucha, es la negativa radical a las “corridas de toros”, el decirle no más a ese espectáculo de sadismo y tortura.




Motivados por otros movimientos anti-taurinos creados tanto a nivel nacional como a nivel internacional, pero bajo la identidad de “ANONYMOUS Y ANONYMISS”; estos jóvenes son quienes encabezan esta lucha, quienes con toda la tenacidad, se han manifestado pacíficamente tanto de cuerpo presente como virtualmente en su red social. Y aunque el caso ha sido el pasifismo, se han enfrentado a la agresión del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y de los Carabineros, haciendo siempre énfasis en el pacifismo, pero resistiendo ante la represión de la fuerza pública, ante los insultos y agresiones de aquellos “tauricidas”. Pero sin miedo hacen resistencia, y con todo el valor de lucha que poseen estos jóvenes “Activistas”, repudian este espectáculo, exigiendo la abolición del mismo, exponiéndose a quizá diversos tipos de peligros, expuestos a las fotografías y videos realizadas por la fuerza pública y por los asistentes a este “espectáculo”.




Pero la lucha de estos jóvenes continua, es constante. Cada semana programando y realizando sus encuentros previos para analizar y evaluar el evento anterior y organizando la logística para el evento siguiente, estos jóvenes motivados por su sentido de humanidad y humildad en defensa de los indefensos, en pie de lucha con sus ideales, resisten, y seguirán resistiendo hasta lograr su objetivo.




A ellos debemos verlos como ejemplo digno de seguir, jóvenes que sin esperar nada a cambio luchan y se enfrenta a las diversas inclemencias e indolencias de esta sociedad, sociedad la cual ellos desde sus encuentros, gritos y consignas, desean cambiar y hacer conciencia en las personas, pensando y actuando desde el corazón, con el corazón y para el corazón de quienes estén dispuestos a unirse en esta justa causa, pensando en que es “posible un mundo mejor”.




Cada vez somos más y seguiremos siéndolo, siempre y cuando, este ideal nunca desfallezca, pues jovenes… en ustedes esta el deber y la obligación de hacer de este mundo algo mejor.

mil y mil gracias por existir, exigir, actuar y resistir.