Un llamado a salvar la salud de los trabajadores y sus familias en EPM y UNE


Sería interesante convocar un Foro con la participación de los tres sindicatos, la directora del Departamento Médico, la alta dirección de EPM y UNE, el Ministerio de la Protección Social, en donde se puedan presentar ponencias y propuestas sobre el futuro de la salud de todos los trabajadores y sus familias. En estos casos tan delicados se deben poner por encima de cualquier otra consideración los intereses de los trabajadores, independientemente de sus preferencias sindicales.



El tiempo no da espera, y mientras nos desgastamos en discusiones bizantinas, en donde impera el sectarismo y los dogmas, se nos puede venir un cierre abrupto del Departamento Médico y su consecuencia más nefasta, cual sería la pérdida, de manera inmediata, de los beneficios convencionales contemplados en el Fondo Médico Quirúrgico. El perjuicio sería enorme para nuestras familias!!.



Para salvar lo conseguido en el FMQ, se deben estudiar otras alternativas, como sería presionar al Ministerio de la Protección Social para que modifique la Ley o expida otra que elimine la actual restricción que tiene la EAS para tener más afiliados. Otra podría ser mediante negociación colectiva introducir una cláusula de salvaguarda en caso de un cierre repentino del Departamento Médico como sería que EPM pagara una póliza de medicina prepagada que contemple iguales o mejores condiciones que las establecidas en el Fondo Médico Quirúrgico, y que cubriría no sólo los actuales trabajadores y sus familias afiliados a la EAS Dpto. Médico sino a todos los 5500 funcionarios y familias por igual.


La intensión de la Alianza Medellín Antioquia de crear una EPS mixta para resolver la crisis del régimen subsidiado en el Municipio y en el Departamento, debe ser analizada por el sindicato para mirar qué tan viable sería que el Departamento Médico de EPM hiciera parte de esa nueva estructuctura y garantizar mediante acuerdos convencionales la prestación de los servicios complementarios de salud a todos los trabajadores y su familias.



La idea de los gobiernos de Aníbal Gaviria y de Sergio Fajardo responde hoy a la urgencia de estabilizar el régimen subsidiado, que a partir del primero de abril dejará sin servicio de salud a cerca de 800 mil personas, cuando las EPS Cafesalud en Medellín y Comfenalco en Antioquia se retiren.



Hoy nuestro sindicato tiene una oportunidad enorme de plantear salidas viables que aseguren el futuro de la salud nuestro y de nuestras familias.


Fernando López Molina

Sintraemsdes