Trabajadores

Reformismo laboral permanente

Por: Edwin Palma.

Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo”.
Eduardo Galeano


En este despelote del derecho laboral nos encontramos diariamente con sorpresas judiciales, que han sido, por decirlo así, favorables a los trabajadores. Hay que reivindicarlas e insistir en lograr más

El Código Sustantivo del Trabajo es inconstitucional, anacrónico y un pantano interpretativo que favorece casi siempre a los empresarios y hace que jueces y magistrados no apliquen los estándares internacionales, ni los principios constitucionales, a pesar de ser tan claros.

¿Será qué nunca va a llegar el Estatuto del Trabajo que nos tiene prometido la Constitución de 1991 en su artículo 53? Parece que no. Si aún en el proyecto de ley estatutaria de garantías para las organizaciones sociales (que se discute en la implementación de los acuerdos de La Habana) se ha excluido de nuevo la exigencia de desarrollar el derecho de huelga (otra vieja obligación del Congreso), no esperemos, por ahora, un compendio de normas sustantivas laborales que desarrolle los principios constitucionales de “Igualdad de oportunidades para los trabajadores; remuneración mínima vital y móvil, proporcional a la cantidad y calidad de trabajo; estabilidad en el empleo; irrenunciabilidad a los beneficios mínimos establecidos en normas laborales; facultades para transigir y conciliar sobre derechos inciertos y discutibles; situación más favorable al trabajador en caso de duda en la aplicación e interpretación de las fuentes formales de derecho; primacía de la realidad sobre formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales; garantía a la seguridad social, la capacitación, el adiestramiento y el descanso necesario; protección especial a la mujer, a la maternidad y al trabajador menor de edad”. Todos tan necesarios para los trabajadores del país, pero tan peligrosos para el Consejo Gremial.
Subscribe to RSS - Trabajadores