Todos a Colpensiones

Por: Fabio Arias Giraldo

Según datos reportados por un estudio de un grupo de economistas de la Universidad Nacional de Colombia liderado por el profesor César Giraldo, entre el año 2010 y el año 2016 se trasladaron de los fondos privados de pensiones, AFP, a Colpensiones 1.006.798 trabajadores y de Colpensiones a las AFP solo 379.616, es decir, un total a favor de Colpensiones de 627.182 cotizantes que pierden las AFP y siendo mayor la brecha en los últimos 4 años.

Simultáneamente a este proceso, se viene presentando otro, consistente en que los trabajadores que les falta menos de 10 años para pensionarse, es decir, tienen más de 47 años si es mujer y mayor de 52 años si es hombre, dado que la ley establece que en ese periodo no se puede cambiar de régimen, vienen acudiendo a reclamar ante los operadores judiciales que les permitan trasladarse a Colpensiones, aduciendo de un lado falsa información de las condiciones y derechos de los fondos privados en el momento de afiliarse y de otro lado, poder recurrir al derecho a la libre elección tanto para entrar como salir de uno u otro régimen, tal como es hoy en salud.

En este sentido valga recordar que a dicha solicitud de traslado de una AFP a Colpensiones han recurrido como la anterior ministra de Trabajo Dra. Griselda Yaneth Restrepo. Y frente a estas millares de solicitudes ya múltiples jueces han dado fallos positivos, creándose una tendencia creciente a estos traslados.

Estos dos fenómenos vienen obedeciendo a que cada vez va existiendo una mejor comprensión de los trabajadores de que Colpensiones sí pensiona, con un mayor valor, vitalicia y sustitutiva.

Quienes están próximos a pensionarse están reclamando ante los operadores judiciales que les permitan trasladarse a Colpensiones, aduciendo falsa información de condiciones y derechos de los fondos privados en el momento de afiliarse

Así lo vienen entendido los trabajadores y en este sentido varios investigadores han apuntado a señalarlo. Dos investigadores del Banco de la República, Martha López y Eduardo Sarmiento, recientemente han expresado que «Hoy, en Colombia, quienes se pensionan en prima media (Colpensiones) disfrutan de tasas de remplazo (monto de la pensión) de entre 65 y 80 por ciento (del valor del salario cotizado), muy superiores a las de Chile o Estados Unidos, donde son cercanas a 55 y 45 por ciento. Pero si están en ahorro individual, la tasa de remplazo es inferior a esos países, de alrededor de 35 por ciento, si cotizan durante 25 años, y puede subir al 62 por ciento, si cotiza durante 35 años».

Lo ratifica en igual sentido quien fuera presidente de Colpensiones el Dr. Mauricio Oliveira, al señalar que las tasa de reemplazo «mientras en el fondo privado equivalen hasta en el 50 % del salario, en Colpensiones es del 65 % hacia arriba».

Y esto ya nos lo habían hecho conocer, de forma por demás cínica, el señor Sergio Clavijo director de Anif, quién en el foro realizado por el Banco de la República y la OIT en el mes de julio de año pasado, confesó con total desparpajo, que él, que siempre ha defendido los fondos privados y que hoy propone una reforma pensional para marchitar a Colpensiones y fortalecer los fondos privados de su patrón Luis Carlos Sarmiento Angulo, se trasladó de los fondos para pensionarse en Colpensiones y gozar así de una mejor pensión y además vitalicia.

Todo ello apunta a que con la reforma contenida en la ley 100 de 1993 promovida en el senado en aquel tiempo por Álvaro Uribe Vélez, donde se desmanteló al seguro social ISS, para darle entrada al capital financiero de los fondos privados de pensiones, ha sido todo un engaño, pues el sistema de ahorro individual no pensiona y solo le reconocen la devolución de sus ahorros con los rendimientos financieros si los hubiere, hasta que se agoten. Se ha calculado que para tener una pensión de un salario mínimo hay que tener ahorrado al menos $180 millones de pesos, con lo cual se corroboran las afirmaciones de los estudios ya citados, de que Colpensiones reconoce mayores valores en la cuota mensual.

Todo lo anterior debe llamar a que quienes vayan a afiliarse a un régimen pensional, o estén en una AFP, no deben dudar en afiliarse o trasladarse de inmediato a Colpensiones. Y quienes estén en la situación de estar a menos de 10 años de pensionarse, hacer todas las gestiones jurídicas para hacer valer su derecho a trasladarse a Colpensiones.

Y lo más pronto posible, pues ya Asofondos, el ministro de Hacienda y la ministra de Trabajo vienen hablando en un mismo lenguaje, de fortalecer aún más las AFP y si se les da la oportunidad de aniquilar a Colpensiones y con eso acabar con el derecho a la pensión, incluso en contravía de lo que viene destacando la OIT, y es que en el mundo se están regresando en materia pensional del régimen privado al régimen público.

Postdata: El bicentenario de nuestra independencia es la mejor ocasión para enarbolar la lucha por una segunda independencia