Sintraunicol

Cómo el paramilitarismo se ensañó contra el sindicato de trabajadores y empleados de las universidades públicas, Sintraunicol

La Escuela Nacional Sindical entregó el resultado de la larga investigación de memoria histórica que realizó sobre la violencia que, en medio del conflicto armado colombiano, sufrieron los sindicatos del sector palmero y el de empleados y trabajadores de las universidades públicas (Sintraunicol).

 En asocio con el Centro Nacional de Memoria Histórica, durante los dos últimos años la ENS se dio a la tarea de acompañar el trabajo realizado por las áreas de derechos humanos de los aludidos sindicatos, ya reconocidos como sujetos de reparación colectiva por la Unidad de Víctimas.

 En el marco de la conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Agencia de Información publica la primera de dos crónicas extractadas de la investigación de la ENS, ésta sobre la violencia antisindical contra Sintraunicol, uno de los sindicatos que más padeció el implacable ataque paramilitar.

Memoria histórica de la violencia antisindical contra Sintraunicol

El Sindicato de Empleados y Trabajadores Universitarios de Colombia, Sintraunicol, organización que hoy hace presencia en 25 departamentos y representa a servidores de 34 instituciones de educación superior del país, se creó en septiembre de 1991 por iniciativa de profesores y trabajadores de las universidades del Magdalena, Pedagógica Nacional, Pedagógica y Tecnológica de Colombia, y Popular del Cesar. Desde entonces su principal lucha ha sido por la dignidad laboral y la defensa de la educación pública.

En principio, Sintraunicol nació con el propósito unir fuerzas para capear las múltiples amenazas que en ese momento se cernían sobre los trabajadores y empleados de las universidades públicas, y tratar de presentar un solo pliego petitorio. Una de las mayores repulsas la suscitaba el Decreto 80 de 1980, que diferencia los trabajadores oficiales de los empleados públicos, para que solo los primeros tengan derecho a negociar convención colectiva y gozar de sus beneficios, mientras los segundos no.

Subscribe to RSS - Sintraunicol