Sindicalismo democrático: Por un sindicalismo para la vida, la libertad y la democracia

Quienes nos identificamos con la corriente del Sindicalismo Democrático en la Central Unitaria de Trabajadores, CUT,  estamos  comprometidos   en la  tarea   de  hacer (nos comprometemos a seguir luchando  para) que el movimiento sindical cumpla el papel que le corresponde en la defensa de los intereses de la clase trabajadora  y en el proceso de realización de un proyecto político  nacional de carácter democrático.

Desde su creación en 1986, la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, se ha caracterizado por su predominante orientación democrática, por la práctica interna del pluralismo político, por su participación crítica y propositiva en el tratamiento de los grandes problemas nacionales. Ha sido sobresaliente su disposición a la concertación y el diálogo social, y su contribución a las dinámicas de unidad de acción con las otras centrales sindicales y otros movimientos sociales.

La CUT ha liderado la convocatoria y realización de grandes jornadas de movilización social y ha tenido una gran proyección política al confrontar el modelo neoliberal y la política económica y social de los diferentes gobiernos. Siempre se ha identificado por su posición autónoma con respecto a los actores del conflicto armado, ha respaldado la negociación política de este conflicto y ha sido vertical en señalar que la violencia y el terrorismo son incompatibles con sus métodos de lucha, y en la defensa de los derechos humanos.  

La CUT desde sus orígenes se ha planteado la necesidad de articular sus luchas con las del movimiento sindical internacional para enfrentar en mejores condiciones las estrategias de competitividad de la globalización y el libre comercio fundamentadas en el dumping  social de mano de obra barata y del trabajo sin derechos.

En los principios que dieron origen a nuestra central se estipulo el sindicalismo de rama como la estructura organizacional más favorable para la defensa y conquista del derecho al trabajo y de los derechos en el trabajo con el lema de “menos sindicatos y mas trabajadores sindicalizados”

Hoy, no están en cuestión los postulados básicos, ni el programa de acción, ni los objetivos políticos de la central. Tenemos que avanzar en la realización práctica de los mismos. Es en el terreno de la acción política donde se requiere impulsar varias rupturas con lo existente dentro de la CUT, ceñidos siempre a  las decisiones institucionales adoptadas en cada uno de sus cinco congresos nacionales y por sus organismos directivos. La importancia de las elecciones del 7 de junio del 2013  están en la nueva oportunidad que tendremos para elegir una dirección que de verdad se comprometa con dar cumplimiento a los mandatos democráticos de la central.    

Estos son los valores por los que luchamos:

Vea el documento completo adjunto a continuación