Si a la Paz

Declaración del PTC

Ante los resultados del plebiscito del dos de octubre, en medio de una abstención electoral de 63% del total de ciudadanos aptos para votar, que arrojó una mayoría irrisoria de 53.894 votos para el NO frente a una votación total de 13 millones de colombianos

La contradicción principal es el tema de la Paz.

La Corporación Nuevo Arco Iris saluda Mesa de diálogo entre Gobierno y ELN.

En medio de las dificultades que se presentaron en la negociación con las Farc, con el plebiscito del 2 de octubre, es una señal muy positiva para el proceso de paz y en general en Colombia el hecho de que por fin el ELN y el Gobierno nacional hayan decidido comenzar la mesa de negociaciones con la instalación el próximo 27 de octubre en Quito y el comienzo normal de las negociaciones el 3 de noviembre en la misma ciudad.

Esta decisión, precipitada seguramente por los acontecimientos de los últimos días, refresca las posibilidades del proceso de paz; si juntamos ese elemento con el hecho de la gran movilización social que ocurre en este momento en todas las partes del país, en las calles, en las plazas, donde la democracia de la calle de la población se está tomando realmente en serio la necesidad de defender el proceso y la culminación del acuerdo de paz y juntamos todo esto con el apoyo internacional y definitivamente con el Nobel de paz al presidente Santos, es un gesto importantísimo que fortalece el espíritu de los elementos positivos frente al camino de la reconciliación de la paz en Colombia.

Las paradojas colombianas

Por: León Valencia.

Dije que ahora todo dependía de que las fuerzas militares y la policía mantuvieran su fidelidad a Santos, la comunidad internacional su apoyo y las movilizaciones populares su presencia

Estaba invitado primero a Washington y luego a Madrid, a partir del martes 4 de octubre, para hablar del posconflicto que arrancaba con la firma y la refrendación del acuerdo; y de repente ocurre que gana el No en el plebiscito y quienes me invitaban, agentes del gobierno, del Congreso, de los empresarios y de las organizaciones no gubernamentales, deciden mantener las reuniones y cambiar el libreto, para buscar una explicación de la derrota del Sí y aventurar un futuro inmediato de la paz. En medio del desconcierto se me ocurrió presentar la situación del país como un cúmulo de paradojas.

El fin del conflicto armado: un paso hacia la paz.

Por: Javier Sánchez Segura

Temas

1)Antecedentes de negociación con las farc.
2)Los costos económicos del conflicto.
3)Los costos humanos del conflicto.
4)El impacto subregional del conflicto.
5)Costos ambientales del conflicto armado.
6)Los costos del conflicto en Yolombó.
7)Agenda de negociación de la Habana.
8)Evolución de la negociación.
9)Puntos del acuerdo: desarrollo agrario.
10)Puntos del acuerdo: participación política.
11)Acuerdo sobre drogas y cultivos de uso ilícito.
12)Los puntos del acuerdo: las víctimas.
13)Puntos del acuerdo: el fin del conflicto. Zonas de ubicación de las farc.
14)El fin del conflicto.
15)La implementación de los acuerdos.
16)Ventajas humanas del fin del conflicto.
17)Otras ventajas del fin del conflicto.
18)Sobre el plebiscito: 2 de octubre.
19)Los retos del post acuerdo.


Descargar diapositivas

PARA QUE NO SUCEDA NUNCA MÁS.

Cuentos para digerir el postconflicto en Colombia

Lucho Ávila



Por: Ángel Galeano Higua.
(Fragmento)

Pasan de uno en uno para la última conversación… Colonos y barequeros, mineros y aserradores, pescadores que vienen desde El Dorado y El Tagual, Tiquisio y Arenal, La Garita y Villa Uribe, Micumao y La Ventura, se aglomeran en susurros alrededor de la casa de la cooperativa donde yace el cuerpo inerte de Lucho. Clemente ya regresó a las encumbradas entrañas de la serranía, donde la tierra se hermana con el cielo. Muchos de quienes en la tarde acompañaron al padre hasta su comunión final con los ancestros, ahora están allí, en Montecristo, para su última conversación con el hijo. Ni María Fernanda, ni Aura Elena, quieren desprenderse del féretro color caoba, salpicado por sus lágrimas, el mismo que Estefanía conservaba bajo su cama desde cuando cumplió cuarenta años, siguiendo una antigua costumbre de familia y que ahora cedió para guarecer a Lucho. Fabricado sobre medidas hace seis años por el carpintero de Montecristo, ha sido ataviado con la misma bandera de Colombia que cada mes izan los mejores alumnos de la escuela primaria y del colegio de bachillerato.

Dudas y claridades sobre los Acuerdos de Paz: Segunda Edición, Versión Mejorada.

Resumen de los acuerdos en La Habana.

Las razones que tienen los trabajadores para el SÍ en el plebiscito.

Por: José Luciano Sanín Vásquez.
Analista. Socio de la ENS.

Los trabajadores y trabajadoras del país, además de las razones que nos convocan como ciudadanos para optar por la terminación del conflicto armado y reivindicar el ejercicio de la política sin violencia –razones más que suficientes para apoyar con el SÍ los acuerdos de La Habana en el plebiscito convocado para el próximo 2 de octubre– entendemos también que con ocasión, y como efecto directo e indirecto del conflicto armado, se afectaron gravemente las relaciones laborales y la calidad del empleo.

El principal mensaje que deja el acuerdo entre el gobierno y las FARC, es que sí fue posible resolver con el diálogo un conflicto armado de más de 50 años.

SÍ en el plebiscito por la PAZ.

EDITORIAL: LAS VENTAJAS DE LA PAZ.

Editorial, La Bagatela N° 44.

Hacia el Sí en el Plebiscito del 2 de octubre

Un vuelco grandioso: tal el que se halla a punto de experimentar Colombia. Al cabo de 52 años, se juntan las condiciones para que -así sea en medio de intrincadas circunstancias- los colombianos iniciemos una nueva época, en la cual los conflictos de fondo del país no se diriman más mediante la violencia.

El próximo 2 de octubre, la inminencia del nuevo período del acontecer nacional podrá convertirse en acontecimiento real por los ciudadanos que concurran positivamente a la histórica cita refrendatoria y logren la victoria del decisivo Sí plebiscitario. Las Farc, la más antigua y mayor de las agrupaciones armadas insurgentes del país, abandonará el camino de la violencia para el logro de sus propósitos y perseguirá estos a través de la lucha política.

MITOS DE LA PAZ. Entrevista a Yezid García.

Ante la duda… Sí.

Por: Rodrigo Uprimny.

Pero no es contradictorio que uno exprese objeciones, incluso severas, al acuerdo de paz y sin embargo vote Sí, pues la decisión en este plebiscito es global y compleja ya que, como lo explico más sistemáticamente en mi blog en La Silla Vacía, entran en juego al menos tres factores: i) los beneficios y costos de la paz negociada, ii) los beneficios y costos del acuerdo de paz como un todo inescindible, y iii) el efecto probable del resultado del plebiscito.

Ninguno de esos puntos es matemático e incontrovertible, y está condicionado por emociones y perspectivas ideológicas, lo cual explica muchas de nuestras discrepancias e incertidumbres. Pero como ciudadanos debemos esforzarnos por hacer ese examen con conocimiento y a conciencia, por la importancia de este plebiscito. Y Rueda hizo la tarea.

Gastos de la guerra versus gastos de la paz.

Por: León Valencia.

Si se cumplen los acuerdos de La Habana, en los próximos diez años, se invertirán en la paz 25,3 billones.

Vean estas cifras: en los últimos 38 años, es decir, desde el gobierno de Julio César Turbay Ayala hasta hoy, se han invertido 332,95 billones de pesos en la guerra a precios de hoy; en cambio, si se cumplen los acuerdos de La Habana, en los próximos diez años, se invertirán en la paz 25,3 billones. El primer cálculo es de Diego Otero Prada en un libro que acaba de salir a la luz pública (ver gráfico). El segundo es de la senadora Claudia López en su esfuerzo por orientar y comprometer al Estado con un verdadero posconflicto (ver gráfico). No son los estimativos más altos, hay otros estudios más completos que elevan a lado y lado los costos. El lector deberá ir a otras fuentes para tener visiones diversas y quizás complementarias.

El profesor Otero establece el monto juntando las inversiones públicas en defensa y justicia. Nada más. No incluye otros costos del Estado y tampoco agrega los enormes gastos en que incurrieron las guerrillas, los paramilitares y los empresarios. Aun así la cifra es descomunal. Quiere decir que la institucionalidad gastó en promedio 8,76 billones por año en el conflicto.

CANCIÓN SÍ AL PLEBISCITO POR LA PAZ.

Sí a la paz: GR. Alberto Jose Mejia Ferrero Comandante Ejercito Nacional.

Estos son los sapos que debe tragarse la guerrilla, para ser parte de la sociedad colombiana:

1. Las Farc, antes una organización comunista armada, se somete a las reglas de la democracia liberal. Acepta sus normas electorales y sus principios constitucionales.

2. Las Farc aceptan ser una minoría dentro de ese sistema democrático. Es decir, las curules y la financiación para las Farc, son realmente instrumentos para que como minoría política no desaparezcan en el corto plazo.

3. Aceptaron someterse a la economía de mercado y jugar con las reglas de la oferta y la demanda.

4. Abandonaron su ideología de la reforma agraria radical, y aceptaron una política pública de desarrollo rural avalada por el BID, la ONU y el mismo Banco Mundial.

5. Renunciaron al narcotráfico y se comprometieron a apoyar al Estado en su lucha.

Páginas

Subscribe to RSS - Si a la Paz