Sector público

Gobierno nacional firma pacto laboral con sindicatos estatales por un billón de pesos

–Tras casi dos meses de negociaciones, el Gobierno Nacional y las organizaciones sindicales del sector público, pactaron este viernes un aumento salarial de 4.5% para 2019 y del 1.32%por encima del IPC para 2020.

El acuerdo laboral que se logró en esta negociación estatal y el incremento salarial que se adoptó le significará al fisco nacional un billón de pesos.

El pacto, que beneficiará a 1 millón 198 mil 834 empleados que están vinculados al sector público, incluye también avances en formalización, carrera administrativa y garantías sindicales.

“Este acuerdo, el más importante desde 2013 cuando se adelantan estas negociaciones, es una muestra de que con DiálogoSocial se pueden conseguir muchos casas en beneficio de los trabajadores del país”, expresó el presidente Iván Duque.

Destacó que el incremento del 4.5% para este año y del 1.32% por encima del Indice de Precios al Consumidor, IPC, para 2020, es el más alto que se ha realizado desde que comenzó a funcionar este espacio de negociación laboral en 2013.

Además del incremento salarial, también se acordó el fortalecimiento por parte del Estado de la actividad sindical, para lo cual se contemplan garantías en materia de capacitación y afiliación.

Durante el tiempo que duró la negociación del pliego presentado por las organizaciones sindicales se concretaron cinco acuerdos que recogen 126 peticiones planteadas en las 11 mesas sectoriales que se instalaron para desarrollar las deliberaciones.

En peligro negociación colectiva y progresividad de acuerdos laborales en el sector público

Como una “nueva agresión”, que afecta a más de un millón de trabajadores del sector público, calificaron las federaciones sindicales de este sector la decisión del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP) de eliminar la progresividad y continuidad de los acuerdos laborales.

Hasta ahora la norma ha sido que la progresividad y continuidad de un acuerdo laboral solo puede ser modificada por otro acuerdo. Pero el Departamento de la Función Pública ha venido dando unos conceptos en el sentido de que los acuerdos no tienen progresividad y continuidad. Lo que quiere decir que los beneficios que logran los trabajadores en un acuerdo negociado, fenecen cuando termina la vigencia de éste, se vuelve a arrancar de cero.

Para Francisco Maltés, responsable de asuntos estatales de la CUT, eso representa un retroceso y un menoscabo de los derechos laborales de los trabajadores del sector público. Amenaza sus beneficios adquiridos, como por ejemplo en auxilios de transporte, seguro de vida, ayudas educativas y deportivas, prestamos de vivienda a baja tasa de interés, etc.

El directivo de la CUT mencionó el caso puntual de los trabajadores del Ministerio de las TIC, que lograron en su negociación una ayuda educativa equivalente a un salario mínimo. La vigencia de ese beneficio terminaría entonces en diciembre de 2019, y habría que volverlo a negociar.

Señaló Maltés que algunas entidades del Estado ya están aplicando la directiva de la DAFT. Caso el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), que la semana pasada anunció que los beneficios del acuerdo laboral firmado desaparecerán y la negociación de estos empezara de cero.

Subscribe to RSS - Sector público