Reducción del precio del petróleo no puede resolverse con una masacre laboral

La caída de los precios del petróleo ha afectado no sólo a las empresas del sector, sino al gobierno, los trabajadores y las comunidades entorno a la explotación petrolera.

Sin embargo, NO podemos decir que esta situación sea el acabose de la industria o que las empresas ya estén a punto de declararse en quiebra. 

Es importante resaltar que dicha crisis se  genera por el incremento de la producción petrolera de Estados Unidos, con la utilización extensiva del Fracking, y la caída del crecimiento económico de países como China, India y  Rusia, con lo que el consumo de petróleo se reduce, mientras la producción petrolera se mantiene lo que lleva a una sobre producción petrolera que ha llevado en el último año el precio se reduzca de 110 dólares por barril en febrero de 2014 a 45 dólares por barril en febrero de 2015.

A pesar de ésta drástica caída del precio, lo cierto es que hoy aún las empresas tienen un margen de ganancia significativo que le permite seguir desarrollando su actividad de operaciones. Un ejemplo es el caso de Pacific Rubiales Energy, cuyo costo de producción de un barril de petróleo  es de 28 dólares, lo cual muestra una diferencia positiva de 17 dólares por barril. Obviamente, muchas empresas hicieron sus presupuestos de inversión y gastos con un referente de entre 80 a 90 dólares barril, lo que afecta los nuevos proyectos y las ambiciosas inversiones que se tenían.

Tenemos que decir que la verdadera crisis, es generada por las medidas que vienen tomando de manera unilateral las empresas: pidiendo que los trabajadores renuncien a sus derechos y garantías; despidiendo trabajadores sin justa causa y sin indemnización; y renegociando condiciones con las empresas contratistas y de servicios. 

Cabe recordar que en la década del 90 los precios del petróleo llegaron a 10 dólares, lo cual redujo las inversiones en exploración, pero las empresas se sobre pusieron a esa verdadera crisis.

¿QUE HACER FRENTE A LA TAN CACAREADA CRISIS?

La USO frente a la crisis generada por las medidas que vienen tomando las empresas del sector, plantea los siguientes criterios:

1. Los trabajadores no pueden sacrificar sus derechos en pro de aumentar las ganancias de las empresas.
2. Defenderemos los derechos de los trabajadores. 
3. Las empresas deben replantear su onerosa tercerización y optar por contratar de manera directa el personal que requiere en la operación y mantenimiento.
4. Se debe revisar las estructuras burocráticas de las empresas, donde se ha llegado al límite que existen más abogados y administradores que geólogos o ingenieros de petróleos, como el caso de ECOPETROL S.A.; o hacer con personal directivo(de manejo y confianza), operaciones que se realizaban con personal convencional, incrementando en más de un 30% los costos de la operación.
5. Las empresas deben realizar la operación y el mantenimiento de la infraestructura petrolera con su personal directo, aumentando la productividad y  eliminando la exagerada contratación que deja buena parte de los derechos de los trabajadores en los bolsillos de las empresas contratistas e incrementa de manera significativa los costos de extracción.
6. Se deben renegociar los contratos que hoy desangran a las empresas, tales como el contrato gastos reembolsables, que permite la corrupción y multiplica los costos de los proyectos, como el caso de la Refinería de Cartagena.
7. Los contratos de Asociación y de Concesión que están próximos a terminar, deben pasar a manos del Estado Colombiano y ser operado directamente por ECOPETROL S.A., logrando con ello un mayor control de las reservas del país y un mayor ingreso para la  nación.
8. Retomar la operación directa de los campos que hoy tiene ECOPETROL en administración delegada, haciendo una operación más eficiente y con mayor ganancia para la empresa.
9. ECOPETROL S.A., debe orientar a sus empresas contratistas a reducir al mínimo la nómina que tienen de pensionados, quienes con el respeto que se merecen ya tienen medianamente solucionado su ingreso económico, mientras miles de trabajadores esperan la oportunidad de trabajo.
10. El Gobierno Nacional debería realizar una recompra de las acciones de ECOPETROL S.A. que están en manos de privados, con lo cual no sólo se tendría un mayor control del precio de las acciones, sino que el país recibiría una mayor participación de la explotación petrolera de ECOPETROL S.A.
11. ECOPETROL debe replantear la repartición de dividendos, las cuales han llegado a ser del 80% de las utilidades, mientras el promedio de las empresas petroleras es apenas del 35%. Lo anterior daría más flujo de caja a la empresa y recursos para respaldar los proyectos de exploración y Refinación.
12. ECOPETROL debe Retomar los negocios estratégicos que han sido escindidos y que son altamente rentables, como es el caso del transporte de hidrocarburos, como es el caso de CENIT S.A.S
13. Además, el desarrollo del Plan Maestro de Barrancabermeja, con el cual se solventaría la crisis de empleo en la región y se fortalece uno de los negocios más estratégicos de ECOPETROL S.A., como es la refinación, que en otras épocas de crisis salvó las finanzas de la empresa.

Tenemos que decir que de acuerdo a los analistas económicos, ésta “crisis del precio será temporal”, antes de terminar el primer semestre de éste año,  el precio del petróleo subirá de manera significativa y con ello se reactivará el sector.

Reunión de la USO con Presidente de ECOPETROL S.A.

En reunión con el Presidente de ECOPETROL S.A. y su staff de dirección, la empresa manifestó su plan de reducción gastos y costos y los recortes en los proyectos de inversión. Dentro de éstas medidas destacamos la grave decisión de eliminar las tablas de salarios de actividades no propias en los contratos futuros y dejarlas a valores de mercado, cambiando la estandarización que se había logrado, la terminación de los contratos de trabajo a compañeros que cumplieron el Plan 70  y la renegociación de los contratos comerciales con firmas contratistas. 

La USO dejó claras sus propuestas y manifestó que muchas de las medidas tomadas por la Administración de ECOPETROL  van a generar la reacción de los trabajadores y las comunidades, que serán fuertemente afectadas.

Se concluyó la realización de reuniones empresa- sindicato en cada una de las áreas operativas, con el fin de analizar en cada una de las líneas de negocio los ajustes propuestos por la empresa y el sindicato.

Finalmente hacemos un llamado a todos los trabajadores del sector a no caer en las falacias y chantajes que plantean las empresas, con lo que pretende quitar los derechos y beneficios a los trabajadores, sobre la base de no despedirlos y contrario a ello nos organicemos y defendamos nuestros derechos, la contratación directa y la soberanía del país sobre los hidrocarburos.

¡VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA…VIVA,VIVA, VIVA¡

Redactó.  Junta Directiva Nacional de la USO.
Bogotá, D.C.  4 de Febrero de 2015.