RECOMENDACIONES DE ROSA AMERICA PEÑALOZA A LA JUNTA DIRECTIVA DE ADIDA Y LA COMISION DE PRESUPUESTO.

COMPAÑEROS DE JUNTA DIRECTIVA DE ADIDA:
RECOMENDACIONES DE ROSA AMERICA PEÑALOZA,
INVITADA EN REPRESENTACIÓN DE LOS EDUCADORES AL TALLER DE PRESUPUESTO FEBRERO 2019.


En aplicación de los Estatutos de Adida, la Junta directiva decidió invitarme al taller de presupuesto en representación de los docentes afiliados. Asistí extrañada porque los compañeros de Junta saben de mi postura crítica frente al manejo del sindicato y en especial de sus recursos, participé en tres de las sesiones, aclarando que mi ausencia a una de ellas obedeció a que coincidió con la negociación colectiva de Sintraipsu de la cual soy asesora. Me permito dar a conocer las RECOMENDACIONES que hago públicamente a la Junta Directiva:

1. ES ABSOLUTAMENTE NECESARIO QUE ADIDA CUENTE CON UN PLAN DE DESARROLLO Y FORTALECIMIENTO SINDICAL A DESARROLLAR EN VARIOS AÑOS, QUE SEA EL HILO CONDUCTOR DE ADIDA EN LO SINDICAL, POLÍTICO, ORGANIZATIVO Y ECONÓMICO. En el taller de presupuesto se careció de él, si existe no se conoce o se ignora deliberadamente por parte de los integrantes de Junta. Reina la improvisación en las tareas y hasta se ignoran algunas TRASCENDENTALES PARA ADIDA como el CONGRESO DE LA CUT, DE LA MUJER TRABAJADORA Y DE LA JUVENTUD TRABAJADORA.

2. La RETALIACIÓN y la descalificación entre sectores no puede seguir siendo el principal argumento en la Junta, para ninguna de las actividades. Es deseable la presencia de visiones distintas al interior de las organizaciones, su accionar se debe centrar en el mejor aporte, en la emulación leal y en la mejor propuesta y realización de las mismas, no en el argumento que cuando mis amigos estaban en mayoría era mejor, y que ahora que cambia la correlación TODO LO AJENO ES MALO. Se pierde la posibilidad de autocrítica para mejorar. Es un fraternal llamado de atención para la Fiscal, que usa de manera deliberada este mecanismo. Reitero lo afirmado en la última sesión del taller de presupuesto: “USTEDES NO SON EDUCADORES DE BASE, ¡¡¡SE COMPROMETIERON CON UN COLECTIVO QUE LES CREYÓ, ESO IMPLICA MAYOR RESPONSABILIDAD, TRASPARENCIA Y EFICIENCIA… USTEDES SON LOS RESPONSABLES AHORA!!!”

3. Los planes presentados por algunos integrantes de Junta NO ESTÁN ARTICULADOS, solo uno o dos planes pueden asumidos como un intento serio, los otros, son como listas de mercado: piden y piden y piden…. incluso elementos de oficina que deben estar centralizados en papelería. ¡Peor aún, NO SE CONOCIÓ PLAN DE TRABAJO DE FISCALÍA!, NI DE PRESIDENCIA, NI DE SECRETARÍA, NI DE VICEPRESIDENCIA, NI DE TESORERÍA. ¡Parece como si su presencia en Adida no los comprometiera con la organización y en este panorama todo se REDUCE A LA PUJA POR MAYOR PRESUPUESTO PARA SU PARCELA! Hay solicitudes de presupuesto desarticuladas que pertenecen a otra secretaría, tareas que se proponen quitando competencias a tesorería, en fin, se pone en evidencia LA FALTA DE UN PLAN COLECTIVO QUE SEA EL HILO CONDUCTOR DE TODA LA ORGANIZACIÓN. ¡¡¡y que no es responsabilidad SOLO DEL SECTOR MAYORITARIO, ES RESPONSABILIDAD DE TODA LA JUNTA!!!

4. Llegar a PEDIR parece no ser exclusivo de los directivos, también la Comisión de Ética y Veeduría, para ser independientes y ejercer su labor pidieron sueldo y presupuesto!!! Creo que para poder ejercer su labor deben estar desligados de los sectores de la Junta y eso no lo lograremos si no cambiamos la forma de elegirlos. ¡NO COMPARTO anticipos para proveedores y para el doctor Valero!!! Los proveedores no pueden ser considerados como sujeto de este tipo de favores, DEBEN TENER CAPACIDAD FINANCIERA PARA PROPORCIONARNOS BIENES Y/O SERVICIOS, por eso hemos propuesto dotar a Adida de UN REGISTRO TÉCNICO DE PROVEEDORES QUE ALEJE EL AMIGUISMO Y LOS ANTICIPOS DEL MANEJO FINANCIERO DE NUESTRA ORGANIZACIÓN, y el anticipo al doctor Valero, a quien le reconozco su capacidad de manejo de técnica jurídica, seguramente no lo necesita porque ha ganado con el magisterio de Antioquia, mucho pero mucho dinero por sus servicios, pedir anticipo a una organización que le ha sido tan generosa al igual que Él con sus servicios, definitivamente solo causa escozor.

5. Gravísimo que Adida arrastre y acumule deudas año tras año, ESO SE LLAMA DÉFICIT ESTRUCTURAL. Así el Tesorero no lo diga claramente, ES DÉFICIT, y no es posible lavarse las manos con trillados argumentos: ¡¡las tareas de movilización y culpar a los anteriores tesoreros!! NO MÁS DISCULPAS…. Los integrantes de la actual Junta de Adida pertenecen a equipos sindicales, que han estado por lo menos en los últimos seis años en la dirección del sindicato, y la situación del sindicato es parte de su responsabilidad!!

6. SE DEBEN IMPUESTOS…… y la discusión no puede ser que no se informe claramente a los educadores, la discusión debe ser cómo adoptar mecanismos para que las firmas respondan con su patrimonio por el detrimento que ocasionan a Adida, propuesta que estaba en la reforma de estatutos que no les gustó a los directivos de la pasada Junta, muchos de los cuales repiten hoy. Demuestra además que la comisión de administración de Adida no cumple su función, que la fiscalía tampoco lo hace y menos la comisión de Ética y Veeduría.

7. Se les deben trasferencias a las subdirectivas del tercer y cuarto trimestre de 2018 por 632 millones, según informe verbal. No puede haber más justificación que el retraso en la presentación del informe y del plan de trabajo, pero jamás puede acumularse a los niveles que se informan, debe manejarse EN CUENTA APARTE, y atender con prontitud reclamaciones de disminución en las trasferencias de subdirectivas como la de Amagá o la de Venecia de cheques sin fondos que resultan en defraudación para la subdirectiva. ¡Que funcione la Fiscal y la Comisión de Ética!

8. El informe de lo ejecutado en el 2018 da cuenta de la manera impropia de presupuestar, y de la falta de control: por ejemplo, la Secretaría de cultura y deportes gasta 79 millones más que lo presupuestado sin que se justifique algún impacto en este exceso; a la Secretaría de prensa y propaganda le sobra más de la mitad de lo presupuestado y tampoco hay explicación ni para haber solicitado ni para la ejecución, al igual la Secretaría de la familia y de inclusión cuya actividad se reduce al homenaje a la mujer trabajadora y/o educadora sindicalista, pero en el 2018 se le presupuestó 17 millones de los que solo ejecutó 2 millones 600 mil, pero que con el cambio de directivo se triplica el presupuesto sin que haya plan de trabajo que demuestre tal necesidad. No se trata de impedir que haya excedentes en la ejecución, se trata de que el ejercicio económico sea un acto de responsabilidad integral con la organización en todos los aspectos, por eso se requiere un plan de trabajo que articule y que dosifique en materia financiera los recursos.

9. Debe darse mayor agilidad al pago de las solidaridades por muerte de familiar y recordar a los educadores que se trata de un trámite GRATUITO que no puede conllevar ninguna coima para hacerse eficaz.

10. No se presupuestó lo de asamblea de delegados que debe hacerse por doceavas, NO PUEDE REPETIRSE que se violenten los estatutos por improvisación de los responsables, en especial de la Fiscal, y debe apropiarse no solo lo de 2019 sino además 2020.

11. No hay estudio técnico de planta de trabajadores permanentes y ocasionales, las supresiones de personal se toman a ojímetro; se deben establecer criterios diferentes al clientelista para la selección o reemplazo de colaboradores, eso le permitiría a la organización mayor compromiso y posibilidad de mejorar el servicio sin que se convierta Adida en una fuente de empleo para los amigos o familiares que con alguna frecuencia no le cumplen al sindicato.

Reconozco la apertura mental y el valor de algunos directivos al aceptar el reto político que implica invitar a una activista crítica y argumentada a que examinara la forma de presupuestar los recursos que todos los educadores aportamos, y deseo que sea un inicio en implementar las recomendaciones que se presentan, con el único objetivo de mejorar y fortalecer Adida y renunciando a beneficios diferentes a los del interés general y la defensa de la educación pública.

Deploro, la actitud revanchista de la compañera fiscal que no aporta sino la crítica y las propuestas contradictorias, pide recortes, pero propone tareas, y deploro aún más, pero no me sorprende, la descalificación de forma grotesca que hace algún directivo de los argumentos que no le convienen, y eso que ha sido sancionado por jueces por maltrato a educadoras.

Todavía tiene tiempo la Junta de Adida para plantearse de manera seria, un retiro de 3 o 4 días para hacer un plan de desarrollo y fortalecimiento del sindicato, pueden invitar a los presidentes de las subdirectivas, a las comisiones de ética y veeduría, a representantes de educadores y corregir esta grave ausencia. No es suficiente la buena intención. A los afiliados les proporcionaría una buena dosis de confianza tener una dirección que pretende mejorar el desempeño de Adida en lo sindical, lo político, lo social y lo económico, ¡¡¡SI QUIERE...!!! Si no lo hacen, será cambiar para que todo siga igual, o como afirmaba un activista de un municipio cercano: ¡¡CAMBIARÍAN SOLO LOS COMENSALES!!

Fraternalmente,
Rosa América Peñaloza Barrera.
Delegada de Adida por Renovación Sindical
Directora de Negociación Colectiva - CUT Antioquia.
Febrero 20 de 2019.