Proceso de paz

Controversia política por caída de las 16 curules

En el país se continúan suscitando todo tipo de comentarios debido a la comunicación oficial por parte del presidente del Senado de la República, el conservador Efraín Cepeda, de la no aprobación por parte de esta corporación al proyecto de reforma constitucional que pretendía otorgarles 16 curules a las víctimas que dejaron los más de 50 años de conflicto armado en Colombia.

Expertos consultados por EL MUNDO dieron su opinión con respecto a lo que podría suceder con el hundimiento de estas circunscripciones, las cuales, para varios de ellos, “no fueron pensadas para las víctimas.

“Esto es un proyecto que se vendió supuestamente para las víctimas y, con ese argumento, así lo compraría el país. Sin embargo, lo que verdaderamente se pretendía era favorecer a las organizaciones que han estado y siguen estando al margen de la ley”, manifestó el abogado y experto constitucionalista, Andrés Úsuga.

El jurista destacó que la senadora liberal Sofía Gaviria, víctima del conflicto y quien lidera una organización de víctimas, “ha demostrado con creces que esta reforma no era para ellos”.

Asimismo, el experto considera que el hundimiento de este proyecto no representa ningún tipo de incumplimiento al Acuerdo de Paz, pues estas circunscripciones no fueron acordadas en La Habana sino que “se trataba de un regalo del Gobierno Nacional a las Farc”.

El posconflicto está en una incertidumbre muy grande

Entrevista a Leon Valencia

¿Cómo califica la actuación del Congreso de la República durante el período del Fast Track?

El congreso le falló al país, porque no legisló en la manera en como lo debía hacer, tanto en número como en calidad. Las iniciativas de la paz eran 24 al iniciar el Fast Track y únicamente produjo diez al finalizar el período. Se quedó más de la mitad de los proyectos en el camino. Los argumentos de quienes sabotearon la implementación, es de que estos eran en beneficio de las Farc, argumento bastante absurdo porque son temas que el país requiere.

¿Cómo califica el liderazgo del presidente Santos durante el período del Fast Track?

El presidente Santos no ha sido un buen líder, no es su característica. Es una persona bastante hábil para sortear dificultades, pero en este caso le falló además del liderazgo que es poco, la estrategia política. Otro tema que es bueno tener en cuenta es el interés de los congresistas, quienes a la hora de votar, condicionan el apoyo a un favor cambio. Estamos finalizando el Gobierno y ya no hay nada por repartir, situación que empeora las cosas.

Empresarios que votaron por el NO se unen con los del SÍ por un Pacto Nacional

Los hombres más ricos del país, y los presidentes de las más grandes empresas, firmaron una carta, en la que piden sacar adelante el acuerdo entre Farc y Gobierno

Por: Las2orillas

Empresarios que incluso financiaron el movimiento del NO como el antioqueño Manuel Santiago Mejía y dirigentes gremiales uribistas como el presidente de Fedegan, José Felix Lafourie, se unieron junto a otros 480 dirigentes para pedir un gran pacto nacional que permita materializar la paz. Incluso ofrecieron su concurso para promover y concretar los necesarios acuerdos.

Los empresarios y la economía son aspectos sensibles de la negociación con las Farc y la implementación de un acuerdo de paz. Aunque de frente todos han apoyado al Presidente y han estado jugados por el proceso de paz, algunos de ellos también han expresado temores frente a temas como el tribunal de paz, la nueva realidad tributaria y la seguridad jurídica para sus inversiones; algunos silenciosamente votaron No y ahora piden un dialogo responsable entre ambos sectores para que resulte un pronto un acuerdo nacional que permita la salida definitiva al conflicto armado con las Farc. También ofrecen sus buenos oficios.

Propuesta de un pacto por Colombia

Los abajo firmantes, empresarios colombianos, se permiten informar lo siguiente:

Nos hacemos parte del anhelo de paz que ha sido expresado por el pueblo colombiano y vemos con gran esperanza la voluntad que han demostrado todas las partes por lograr un acuerdo con amplio apoyo nacional que materialice dicho anhelo.

Coca: ¿aspersión, erradicación o sustitución?

Por: Marisol Gómez Giraldo

El debate sobre la estrategia antidrogas está tan politizado que los protagonistas de la discusión parecen haber olvidado que el país ya experimentó todo en su lucha contra la producción, el procesamiento y el tráfico de cocaína y que nunca, en las últimas dos décadas, Colombia ha dejado de ser el primer productor mundial de esa droga.

En su lucha contra las drogas, el país llegó a tal extremo de que, en los comienzos del Plan Colombia, la cárcel de Mocoa, capital del Putumayo –el departamento con más cultivos de coca en ese entonces–, se llenó de humildes raspachines, entre ellos muchas mujeres, que fueron capturados para mostrarle resultados a Estados Unidos. De las 37 mujeres presas que había en esa prisión en abril del 2000, 31 habían sido detenidas en los cultivos cocaleros. En la cárcel se las veía con las botas pantaneras que llevaban puestas cuando raspaban la hoja de coca.

“La cosa se puso así desde febrero, cuando comenzaron con el cuento del Plan Colombia. Por justificar un proyecto cogen a un raspachín y lo presentan como a un mafioso”, le dijo en ese entonces a esta reportera un sacerdote de Mocoa.

Hoy, 17 años después, Putumayo es el segundo departamento del país con más cultivos de coca, después de Nariño. Y Colombia, según la medición de la ONU, terminó el 2016 con 146.000 hectáreas de plantíos ilícitos, apenas 20.000 menos de las que había en el 2000. Es decir, nada ha cambiado mucho aunque durante 15 años se aplicó un ambicioso programa de aspersión aérea con glifosato.

100 días del acuerdo de paz

Por: León Valencia

La mano artera de las fuerzas que se oponen al acuerdo es evidente. La respuesta del gobierno también es la misma a la de hace 30 años. El ministro de Defensa, repite una y otra vez que no hay nada sistemático en los asesinatos.

En la Fundación Paz y Reconciliación le hicimos un seguimiento paso a paso a lo que ocurrió en los primeros 100 días del acuerdo de paz. El balance es dulce, muy dulce, en puntos esenciales como el respeto de la fuerza pública y la guerrilla al cese bilateral y definitivo de las hostilidades; la concentración de las Farc y el inicio del desarme; la disminución ostensible de las confrontaciones bélicas, los homicidios, los secuestros y los desplazamientos forzados; también por los mensajes de reconciliación que empiezan a florecer en todo el país.

Pero es agrio, muy agrio, por el incumplimiento del gobierno en la adecuación oportuna de las zonas veredales de transición y normalización; la creciente ocupación de los territorios donde operaban las Farc por otras fuerzas ilegales y la persistencia de los cultivos ilícitos en esos lugares; el asesinato de 29 líderes sociales ligados a la paz y la ocurrencia de 116 amenazas; los ires y venires que se presentaron en la salida de los menores de edad de las filas guerrilleras; las disidencias o deserciones que se han presentado en algunas zonas; la lentitud y las controversias con las que el gobierno y el Congreso están tramitando las leyes y decretos que pondrán en marcha el pacto suscrito en el Teatro Colón; la solapada estrategia del uribismo contra los acuerdos; y la indiferencia de una parte de la sociedad ante la terminación de una dolorosa guerra que duró 52 años.

La contradicción principal es el tema de la Paz.

Fase pública entre Gobierno y ELN sería a partir del 8 de febrero

El 7 de febrero se instalará la mesa de conversaciones entre el gobierno y el ELN y la mesa comenzará a sesionar el 8 de ese mismo mes. Adicionalmente se conoció que Odín Sánchez será liberado el 2 de febrero. El anuncio se hace luego de 5 días de trabajo entre las delegaciones y el estudio de las propuestas entregadas por algunos sectores sociales.

Antes de este anuncio las delegaciones tuvieron un receso para consultas desde el pasado mes de Diciembre, en el que se lograron definir mecanismos de distensión que permitiera abrir la fase pública, estancada desde el 27 de Octubre de 2016.

Durante estos 5 días se logró definir la comisión humanitaria para la liberación de Odín Sánchez y establecer los protocolos de seguridad del operativo que ya estaría en marcha. Igualmente el gobierno estaría definiendo los trámites para que dos integrantes del ELN puedan unirse a la delegación de paz de esa guerrilla.

Para resolver esa situación ya se habían presentado varias propuestas por parte de la sociedad civil representada en cerca de 100 intelectuales, también se había hecho pública la posibilidad de definir una comisión internacional para un mínimo acuerdo humanitario propuesta por Monseñor Darío Monsalve. Ver en Contagio Radio

El inminente regreso al poder del Uribismo



El uribismo tiene un baluarte del que los demás partidos carecen y ante el pueblo da una especie de inmunidad: un líder carismático

Por: Camilo Insuasty

Caballo de Troya: El regreso al poder

Arranca el 2017 y con ello la carrera por la presidencia del 2018. Podría decirse que todos los partidos políticos están preparados pero hay uno en particular que viene haciendo campaña implícita y sagazmente: El Centro Democrático, y hasta el momento, es el mejor posicionado.

No importa los escándalos y ex funcionarios de la era Uribe capturados (los más recientes, Gabriel García el ex viceministro de transporte y el ex Senador que reemplazara tras su encarcelamiento por parapolítica a Mario Uribe, Otto Bula Bula).

Bailatón por la Paz. Pablo Tobón Uribe.

Bailatón por la Paz. Pablo Tobón Uribe. 20 de Enero de 2017.

La Corporación Nuevo Arco Iris saluda Mesa de diálogo entre Gobierno y ELN.

En medio de las dificultades que se presentaron en la negociación con las Farc, con el plebiscito del 2 de octubre, es una señal muy positiva para el proceso de paz y en general en Colombia el hecho de que por fin el ELN y el Gobierno nacional hayan decidido comenzar la mesa de negociaciones con la instalación el próximo 27 de octubre en Quito y el comienzo normal de las negociaciones el 3 de noviembre en la misma ciudad.

Esta decisión, precipitada seguramente por los acontecimientos de los últimos días, refresca las posibilidades del proceso de paz; si juntamos ese elemento con el hecho de la gran movilización social que ocurre en este momento en todas las partes del país, en las calles, en las plazas, donde la democracia de la calle de la población se está tomando realmente en serio la necesidad de defender el proceso y la culminación del acuerdo de paz y juntamos todo esto con el apoyo internacional y definitivamente con el Nobel de paz al presidente Santos, es un gesto importantísimo que fortalece el espíritu de los elementos positivos frente al camino de la reconciliación de la paz en Colombia.

El Pueblo Antioqueño marchó el 20 de octubre de 2016.

Declaración del PTC

Ante los resultados del plebiscito del dos de octubre, en medio de una abstención electoral de 63% del total de ciudadanos aptos para votar, que arrojó una mayoría irrisoria de 53.894 votos para el NO frente a una votación total de 13 millones de colombianos

El fin del conflicto armado: un paso hacia la paz.

Por: Javier Sánchez Segura

Temas

1)Antecedentes de negociación con las farc.
2)Los costos económicos del conflicto.
3)Los costos humanos del conflicto.
4)El impacto subregional del conflicto.
5)Costos ambientales del conflicto armado.
6)Los costos del conflicto en Yolombó.
7)Agenda de negociación de la Habana.
8)Evolución de la negociación.
9)Puntos del acuerdo: desarrollo agrario.
10)Puntos del acuerdo: participación política.
11)Acuerdo sobre drogas y cultivos de uso ilícito.
12)Los puntos del acuerdo: las víctimas.
13)Puntos del acuerdo: el fin del conflicto. Zonas de ubicación de las farc.
14)El fin del conflicto.
15)La implementación de los acuerdos.
16)Ventajas humanas del fin del conflicto.
17)Otras ventajas del fin del conflicto.
18)Sobre el plebiscito: 2 de octubre.
19)Los retos del post acuerdo.


Descargar diapositivas

Dudas y claridades sobre los Acuerdos de Paz: Segunda Edición, Versión Mejorada.

Resumen de los acuerdos en La Habana.

Las razones que tienen los trabajadores para el SÍ en el plebiscito.

Por: José Luciano Sanín Vásquez.
Analista. Socio de la ENS.

Los trabajadores y trabajadoras del país, además de las razones que nos convocan como ciudadanos para optar por la terminación del conflicto armado y reivindicar el ejercicio de la política sin violencia –razones más que suficientes para apoyar con el SÍ los acuerdos de La Habana en el plebiscito convocado para el próximo 2 de octubre– entendemos también que con ocasión, y como efecto directo e indirecto del conflicto armado, se afectaron gravemente las relaciones laborales y la calidad del empleo.

El principal mensaje que deja el acuerdo entre el gobierno y las FARC, es que sí fue posible resolver con el diálogo un conflicto armado de más de 50 años.

SÍ en el plebiscito por la PAZ.

Páginas

Subscribe to RSS - Proceso de paz