¡Por fin, Marcelo Torres saldrá de La Picota!

Por Yezid García
Secretario general (e) del PTC

Finalmente, después de más veinte meses de injusta detención en la cárcel La Picota, en Bogotá, un juez de garantías accedió a la petición de la defensa de nuestro compañero Marcelo Torres de cambiar esa medida por detención domiciliaria.

Estamos llenos de alegría por Marcelo, por su familia, por la democracia, por la militancia, los amigos y aliados del PTC, tendencia política integrante de la Alianza Verde. Pero ello no nos impide reiterar ante Colombia entera que jamás hemos solicitado un tratamiento privilegiado para nuestro dirigente, hemos pedido simplemente, y con insistencia, las garantías democráticas del debido proceso y la presunción de inocencia para un hombre que ha dedicado su vida entera a defender a los vulnerables y a luchar por las necesarias transformaciones sociales y políticas que requiere el país. Y, que por lo menos, tiene el derecho legal y constitucional a un juicio imparcial.

Ha sido notoria la actitud agresiva de la Fiscalía frente a las solicitudes de la Defensa de Marcelo ante los jueces de la República. Él cumplía, desde su entrega voluntaria en el Bunker, las condiciones indispensables para que se le otorgara detención domiciliaria; los términos del proceso sin que sea llamado a juicio están vencidos hace más de seis meses; y las audiencias que se convocan en Magangué han sido suspendidas varias veces por petición o ausencia de la Fiscalía.

Hoy, el representante de la Fiscalía, que antes se presentaba como asesor del despacho de Martínez Neira, dijo que se oponía a la detención domiciliaria porque Marcelo era "peligroso para la sociedad" porque, no obstante ser adulto mayor, "tenía capacidad de discernir y hasta le habían ofrecido un empleo como escritor". Se me dirá que exagero frente "al togado" pero se puede escuchar la grabación de la audiencia. Para él, que un adulto mayor aún pueda pensar y le ofrezcan un empleo, lo convierte en un elemento peligroso para la sociedad. Afortunadamente el Juez de Garantías no se dejó intimidar y falló en derecho.

La defensa fue impecable. Qué intervención del abogado Billy Torres tan clara, precisa y elocuente. Qué orgullo contar con el equipo de abogados integrado por Billy Torres, Jofrei Troncoso, Iván Acuña, Alexis Torres, Pedro Chica y muchos profesionales que ayudaron con sus consejos. Mil y mil gracias a todos ellos que jamás vacilaron en la defensa de un hombre inocente convertido, por las circunstancias políticas de Colombia, en un trofeo de guerra de fuerzas retrógradas y motivo de escarmiento a los sectores democráticos.