Pensionados

Gobierno no sancionará iniciativa que reduce porcentaje de cotización en salud de pensionados

El proyecto de ley aprobado en último debate por la plenaria del Senado anoche busca modificar el inciso 2° del artículo 204 de la Ley 100 de 1993, para disminuir el aporte al Sistema General de Seguridad Social en Salud que realizan los pensionados de Colombia, que actualmente se encuentra en 12 %.

La propuesta es reducir el aporte al 4 % del ingreso de la respectiva mesada pensional. Este beneficio aplicaría para pensiones que no representen más de cuatro salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv).

En otras palabras, los pensionados pagarían 8 % menos, con lo cual, de acuerdo a cifras dadas por uno de los ponentes, se beneficiarían dos millones de personas.

Pese a la buena noticia para este sector de la población, el Gobierno anticipó que objetará el proyecto de ley. En entrevista con Blu Radio, el Viceministro de Hacienda señaló que está decisión tendría un costo anual muy alto para el país.

Necesitamos un sistema pensional universal, no sistema de ahorros. Opinión.

Por Héctor Vásquez Fernández. Analista Escuela Nacional Sindical.

El régimen pensional que estableció la ley 100 de 1993 debe reformarse radicalmente por ser discriminatorio y excluyente. Hoy sólo uno de cada 4 adultos mayores tiene pensión, y a futuro las personas que van a tener pensión asegurada representan solo el 10% de la población activa. En el régimen público de prima media, únicamente aquellas personas que puedan acceder a un empleo estable que les garantice cotizar por lo menos 25 años completos; y en los fondos privados de pensiones, sólo aquellos trabajadores que coticen sobre un ingreso superior a 3.5 salarios mínimos, que les permita, a pesos de hoy, un ahorro de $152 millones si son mujeres, o de $127 millones sin son hombres.

La ley 100 de 1993 estableció dos regímenes de pensión: el régimen público de Prima Media con Prestación Definida (RPM), manejado por COLPENSIONES, y el régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), manejado por el sector financiero. El régimen de prima media garantiza una pensión vitalicia que oscila entre el 65% y el 80% del ingreso base de liquidación, pero tiene como requisitos cotizar 1.300 semanas (25 años de trabajo continuos) y tener una edad de 57 años las mujeres y 62 los hombres. A esta pensión sólo accede el 10% de la población activa, es decir, personas que trabajen en el sector formal de la economía, que además tengan una alta estabilidad laboral, que posean altos niveles educativos y que trabajen preferiblemente en las zonas urbanas.[1]

En el régimen de ahorro individual, los afiliados pueden obtener dos modalidades de pensión: una de Retiro Programado, en la que el pensionado asume los riesgos de longevidad e inversiones, lo que quiere decir que su pensión dura hasta que se agote el capital ahorrado; y La Renta Vitalicia Inmediata, que se negocia con las compañías aseguradoras, que son las que asumen los riesgos de longevidad e inversiones, y que asegura una pensión muy cercana al nivel del salario mínimo. Adicionalmente, es posible una pensión de vejez anticipada, pero sólo cuando los ahorros del afiliado acumulados durante su vida laboral (aportes y rendimientos) alcancen a financiar una mesada inicial equivalente a por lo menos 110% del salario mínimo[2].

LA AGENDA DE LOS EMPLEADORES PRECARIZACION Y NO DERECHO DE ASOCIACION NI NEGOCIACION.

Opinión de Carlos J. Díaz Lotero, Director de la ENS

Según la Superintendencia Financiera, en Colombia hay 1´337.723 personas pensionadas, de las cuales el 91% (1´246.643) están en el Régimen de Prima Media administrado por Colpensiones, o sea el régimen público; y el 9% (111.080 personas) en los fondos privados.

De los 6,4 millones de afiliados a Colpensiones solo cotizan 2,8 millones, mientras que en las Administradoras de Fondos Privados, de los 13,8 millones de afiliados, cotizan 6,2 millones[i].

Durante la instalación del X Congreso de los Fondos de Pensiones realizado recientemente en Cartagena, el presidente del consejo directivo de Asofondos, Miguel Largacha, planteó la importancia de una reforma pensional, así como medidas laborales para formalizar el empleo, dado que dos terceras partes de la fuerza laboral está en la informalidad, es decir no cotiza al sistema contributivo de la seguridad social. Asimismo, informó que los ahorros de los casi 14 millones de afiliados a los fondos privados ascienden a $199 billones, equivalente al 82% del presupuesto de la nación para este año.

Digamos que en principio es válida la propuesta de formalizar el trabajo para ir aumentando la cobertura pensional, pues hoy solo el 34% de los ocupados cotiza al sistema. El problema de la propuesta de Asofondos es que la formalización la fundamentan en el desgastado supuesto de que el empleo formal es resultado directo de la reducción de costos laborales, empezando por el desmonte de las contribuciones parafiscales.

Formalizar precarizando y aumentar rentabilidad de Fondos Privados

Por: Carlos J. Díaz Lotero*

Según la Superintendencia Financiera, en Colombia hay 1'337.723 personas pensionadas, de las cuales el 91% (1'246.643) están en el Régimen de Prima Media administrado por Colpensiones, o sea el régimen público; y el 9% (111.080 personas) en los fondos privados.

De los 6,4 millones de afiliados a Colpensiones solo cotizan 2,8 millones, mientras que en las Administradoras de Fondos Privados, de los 13,8 millones de afiliados, cotizan 6,2 millones [i].

Durante la instalación del X Congreso de los Fondos de Pensiones realizado recientemente en Cartagena, el presidente del consejo directivo de Asofondos, Miguel Largacha, planteó la importancia de una reforma pensional, así como medidas laborales para formalizar el empleo, dado que dos terceras partes de la fuerza laboral está en la informalidad, es decir no cotiza al sistema contributivo de la seguridad social. Asimismo, informó que los ahorros de los casi 14 millones de afiliados a los fondos privados ascienden a $199 billones, equivalente al 82% del presupuesto de la nación para este año.

Digamos que en principio es válida la propuesta de formalizar el trabajo para ir aumentando la cobertura pensional, pues hoy solo el 34% de los ocupados cotiza al sistema. El problema de la propuesta de Asofondos es que la formalización la fundamentan en el desgastado supuesto de que el empleo formal es resultado directo de la reducción de costos laborales, empezando por el desmonte de las contribuciones parafiscales.

Así engañan a los pensionados y se burlan de ellos

Crónica de Juan Gossaín, para El Tiempo.

¿Quién ha dicho que una pensión es una limosna? En una novela de García Márquez, verdadero canto de amor a la dignidad humana, hay un viejo coronel, que ni nombre tiene, al que se le va la vida parado en la barranca del río esperando que la próxima lancha le traiga la carta en que el Gobierno reconoce, por fin, su pensión de veterano. Mientras tanto, él y su mujer le echan piedras a la olla del almuerzo para hacerles creer a los vecinos que están cocinando.

Criterios jurídicos básicos de reconocimiento pensional

Mediante esta circular de la Administradora Colombiana de Pensiones – Colpensiones, se establecen los criterios jurídicos básicos sobre el reconocimiento de prestaciones económicas que deberán cumplirse para el efecto.

Subscribe to RSS - Pensionados