Paro Nacional

PARO NACIONAL

Declaración política y plan de acción del II Encuentro de Organizaciones

Unidad, unidad y unidad

Por: Edwin Palma Egea

En la más reciente columna que publiqué en esta tribuna, puse como ejemplo el arduo proceso de acuerdos que llevó a la constitución de un gobierno progresista en España. Las dificultades para lograrlo fueron muchas, cuatro años y cuatro elecciones generales se tomó la izquierda española para llegar a un acuerdo, sus enseñanzas para Colombia son claves y nos debería ahorrar tiempo.

Si, la izquierda colombiana en ascenso debe mirarse en esa y otras experiencias porque no podemos esperar más. Día a día estamos leyendo en las ciudades y en los territorios que se padece la muerte sistémica de líderes sociales, se busca concentrar más aún el poder político en la capital y en la presidencia, la política internacional es cada vez más como la de una banana republic, se está intentando desnaturalizar aún más la Constitución Política de 1991, los derechos fundamentales y limitar más el concepto de democracia participativa y con ella, el Estado Social de Derecho. Debemos parar esos nefastos intentos.

Me preocupan las voces de algunos sectores que llaman a una Larga Marcha de purificación para ganar el gobierno. Desconocen la difícil realidad que vive la mayoría trabajadora, que tiene que rebuscarse lo del diario en la precariedad laboral. La marginación de extensas regiones, la contaminación del agua y la destrucción de los bosques sin que nuestro estado pobre e ineficaz pueda hacer nada y le siga cediendo el control a grupos armados ilegales y mafias políticas corruptas o mineros ilegales.

UN PARO NACIONAL PARA EL SIGLO XXI

Por: Mauricio Vargas González

Las fuerzas alternativas avanzaron en la conquista del gobierno local de las principales ciudades del país, que son el 70% de los electores.(1) El país está cambiando, hay un electorado más libre, más joven y más informado, más conectado y con mayor iniciativa ciudadana. Temas como la defensa de lo público, del medio ambiente, la educación y de la justicia social cobran especial relevancia gracias a que el país dejó atrás el tema de la violencia y el terror, consecuencia de la firma del Acuerdo de Paz. Así mismo la movilización gracias a este nuevo clima político que cobra mayores bríos, hay una gran oportunidad para avanzar en esta ruta emulando a Chile y Ecuador con movilización masiva, pacífica y civilista para lograr reformas que beneficien al pueblo, en especial a los más humildes, pero sobre todo, para sentar una posición patriótica y soberana: No queremos seguir profundizando en el actual modelo neoliberal y antinacional como pretende el Gobierno Nacional.

Del otro lado están las fuerzas de los privilegios tradicionales, los grandes propietarios rurales y la burguesía intermediaria, ambos agentes del modelo neoliberal, que se profundiza con el nuevo paquetazo del Gobierno de Duque y el Centro Democrático:

La reforma laboral que pretende el Gobierno de Duque implantará el salario del 75% a los jóvenes, legalizará la informalidad laboral, eliminando el trabajo decente y las garantías establecidas por Código Sustantivo del Trabajo: salario mínimo digno, seguridad social, contratos a término fijo o indefinido, indemnizaciones por despido y los derechos de asociación y negociación sindical, que en Colombia apenas es del 6%(2) Profundizar en la precarización es un camino seguro al malestar social, teniendo en cuenta que de los 22 millones de personas ocupadas, 14 están excluidas de la seguridad social, con una informalidad de 65% de personas excluidas de afiliación a salud, pensión, y riesgos laborales y 47% de ocupados sin contrato laboral.(3)

Este en medio del creciente desempleo, poca inversión privada, deuda externa creciente y la total sumisión a los dictámenes neoliberales de Estados Unidos: Vender Ecopetrol (cuyo aporte a la nación este año fue de $8,2 billones, 0,8% del PIB) , Cenit, ISA para financiar el Plan el Presupuesto General de la Nación del 2020.(4)

Los jóvenes están felices con el Paro Nacional, tanto que vienen impulsando infinidad de iniciativas para visibilizarlo. Son ellos quienes le han dado el vigor, la vitalidad y la fuerza al mismo. Las universidades públicas en las principales ciudades de Colombia se han constituido en un epicentro del mismo, de sus asambleas estudiantiles ha salido un importante contingente patriótico y democrático que se ha echado al hombro la ardua tarea de mantener la protesta viva, que desde el 21 de Noviembre suma ya 18 días. Su sacrificio es importante toda vez que han entrado en Paro y muchos se preocupan por la continuidad del semestre frente a la cual los Rectores y Consejos Superiores deben entender el significado de la actual coyuntura y brindar garantías a los estudiantes toda vez que la lucha que encabezan es por el bien de toda la sociedad. Gracias a ellos por ejemplo, se logró un aumento importante en el presupuesto para las Universidades e Instituciones de Educación Superior.

La primavera colombiana.

Por: Edwin Palma Egea

El Paro Nacional nos está dejando muchas lecciones, muchas imágenes y cambios positivos para la agenda laboral y para el mundo sindical colombiano.

Ocurrió algo clave, que está transformando la historia de la sociedad civil colombiana y quizás pocos han visto o mucho menos se preveía que ocurriera tan temprano. El movimiento estudiantil y el movimiento sindical han logrado por fin encontrarse, los estudiantes han recogido la antorcha de la lucha sindical por trabajo decente, por el derecho a pensiones dignas, por la defensa del patrimonio público.

Los sindicatos han asumido que el derecho a la educación pública, gratuita y universal, la urgencia de detener la destrucción del planeta o el respeto por la pluralidad y las libertades individuales son también hoy parte de su agenda, a esto hay que sumarle la agenda centenaria ya de modernización de la Colombia rural.

El discurso oficial de los fundamentalistas neoliberales, que nos mandaban a decir que el trabajo formal y la pensión digna eran cosas de ancianos y de los dinosaurios sindicales, que los jóvenes estaban destinados al triunfo a través del emprendimiento, a la Libertad de la inestabilidad laboral, se quebró el 4 de octubre del 2019 cuándo juntos la CUT, la CTC, Fecode y la USO entre otras organizaciones de trabajadoras y trabajadores, Unees y Acrees por los estudiantes y la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, la coordinación nacional de los mayores movimientos sociales del país, acordaron realizar un paro nacional para el jueves 21 de noviembre.

En principio las razones del paro fueron los muy claros anuncios del gobierno y de sus jefes del Consejo Gremial acerca de la presentación de una nueva reforma laboral para seguir bajando salarios y aumentando la precariedad y la reforma pensional que implicaba entregarle todo el sistema pensional a dos fondos de pensiones privados, la venta de una porción de acciones de Ecopetrol y de Cenit, de ISA y la creación del llamado holding financiero público entre otras causas.

“Después de este Paro el país tendrá que mirar de otra manera el sindicalismo y las organizaciones sociales”, Fiscal de la CUT

“Estamos ante la movilización social más grande en 40 años. Nunca en Colombia se había congregado tanta gente en la calle al tiempo como el 21 de noviembre”, subraya Fabio Arias, Fiscal de la CUT, sindicalista de larga trayectoria, quien tiene como referencia aquel histórico Paro Cívico Nacional de septiembre 14 de 1977, en el que participó activamente.

Con Arias la Agencia de Información conversó para medir un poco el pulso de la singular coyuntura nacional, y tratar de entender el momento que vive Colombia, tanto desde su visión como veterano dirigente sindical, como por su cercanía a las discusiones y decisiones del Comité Nacional del Paro en su condición de fiscal de la CUT, una de las organizaciones convocantes:

El presidente Duque insiste en que el Comité Nacional de Paro se integre al proceso que él llama “Conversación Nacional”. Pero el Comité dice que no, que el diálogo debe ser directo. ¿Cómo ve ese pulso en este momento?

Cuando el Gobierno ve la magnitud de la movilización del 21 de noviembre, inmediatamente trata de neutralizarla, y como no quiere adquirir compromisos se inventa lo del Diálogo Nacional, que después llama Conversación Nacional, o sea que lo degradó porque una conversación puede ser cualquier cosa, lo que se diga no tiene grado vinculante. Un diálogo sí puede ser vinculante. O sea que se la van a pasar conversando de aquí hasta el 15 de marzo, que fue el plazo que puso. Es claramente una estrategia para no dar respuestas a los reclamos de la ciudadanía y hacerle creer al país y a la comunidad internacional que es un gobierno que dialoga y atiende los reclamos. Así que si no nos recibe ni quiere negociar con el

Editorial. Un paro nacional fuera de serie, una batalla social extraordinaria.

El paro nacional que sacude a Colombia, vigoroso y en auge, ha hecho emerger señales de crisis del régimen. Un vocero de los ultras de derecha clama por el reemplazo de Duque. En el Senado se aplazó el trámite legislativo hasta escuchar voceros del Comité Nacional de Paro. La muerte del joven Dilan Cruz a manos del Esmad provoca una oleada de indignación nacional. La maniobra del presidente Duque, de ganar tiempo con un simulacro de diálogo nacional, recibe el rechazo del Comité de Paro. En suma, desorden y agudas discrepancias en la extrema derecha, dificultades en la agrietada coalición de gobierno para el respaldo a la política oficial, rechazo nacional a la represión y a la brutalidad policial, y exigencia de respuesta a sus reclamos del Comité de Paro al presidente Duque. Entretanto, el paro y la gran movilización siguen.

La irrupción de las muchedumbres callejeras ha sido superior en amplitud y alcance a cuantas la precedieron en décadas anteriores. Enfrenta la voluntad del gobierno de desmantelar los acuerdos de paz, arremeter contra las libertades y garantías constitucionales y legales, y profundizar el modelo antisocial que tantos estragos causa en América Latina y el mundo entero. A la sucesión de fiascos y escándalos oficiales, se agregaron los niños muertos en el bombardeo del Caquetá y los anuncios de nuevas medidas oficiales contra el pueblo. Los desafueros exacerbaron el repudio de la opinión democrática, convirtiéndose en detonante de una descomunal erupción de inconformidad social.

Calles y plazas se repletan por un arrollador torrente de trabajadores, maestros, estudiantes, desempleados, artistas e intelectuales, pobladores de los barrios populares, indígenas y afros, amplios sectores de capas medias y aún de estratos sociales altos. La gente se moviliza por la paz, la democracia, y la defensa y el mejoramiento de su nivel de vida. La batalla social clama por el cumplimiento de los acuerdos de paz, los derechos y libertades civiles, la defensa de la vida de los líderes sociales, el salario decente, la salud, la educación, las pensiones, las reivindicaciones de los pueblos ancestrales y afros, los derechos de los niños, la equidad de género, los derechos de la población Lgtbi y la protección del medio ambiente. Sobresale la masiva presencia de jóvenes y mujeres cuyas reivindicaciones cobran inusitada altura. Los 13 puntos planteados por el Comité Nacional de Paro ante el gobierno el pasado 26 de noviembre, repudian y exigen que se eche atrás o se descarten los proyectos y medidas oficiales impuestas o anunciadas[i], y además de la disolución del Esmad, el cumplimiento de acuerdos firmados por el anterior y el actual Gobierno con distintos sectores sociales[ii].

LA CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES DE COLOMBIA CONVOCA EL VII CONGRESO. 7 AL 10 DE MAYO. BOGOTÁ.

La Cut, la mas poderosa central de trabajadores en Colombia convoca su Congreso estatutario del 7 al 10 de Mayo en el centro de convenciones EL AGORA en Bogotá, Evento de suma importancia para los afiliados y sus organizaciones pues en este de trazara el norte a seguir en los próximos cuatro años para la Central. Temas como el derecho al trabajo decente, a la paz, la soberanía y los derechos de los pueblos serán debatidos en democracia por este que es la máxima instancia democrática y decisoria de la Central. Anexamos la Convocatoria respectiva. Pero Ademas y como espacio de inclusión y democracia se realizaran dos congresos anticipados que aportaran importantes insumos: el congreso de Juventud Trabajadora Cut y el congreso de Mujeres Trabajadoras Cut. Allá estaremos!!!!!!....VIVA LA CUT..!!!!!







Gran paro nacional el 25 de abril.

Bogotá, 3 abr (Prensa Latina) Movimientos políticos y sociales de Colombia alistan hoy un gran paro nacional para el 25 de abril en defensa del Acuerdo de Paz y en rechazo al Plan Nacional de Desarrollo (PND) del Gobierno.

'Vamos todos a las calles y carreteras de Colombia en defensa de la vida, el territorio, la democracia, la paz', expresaron en una declaración unas 200 agrupaciones sindicales, estudiantiles y defensoras de los derechos humanos.

Según el líder de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Fabio Arias, uno de los objetivos de la jornada de protesta será exigir que se sancione la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Otro de los reclamos es instar al Estado al cumplimiento de acuerdos pactados con diferentes sectores y gremios, como los profesores, estudiantes, indígenas, pensionados, campesinos y trabajadores en general.

La movilización llamará también a la modificación del proyecto de PND para el próximo cuatrienio, el que consideran acentúa la precariedad laboral y la inequidad social en Colombia.

EL PARO NACIONAL DEL MAGISTERIO UNA HERMOSA BATALLA POR LA EDUCACION PUBLICA, POR LA DIGNIDAD DE LOS MAESTROS Y POR LA JUSTICIA SOCIAL, SIN LA CUAL, LA PAZ NO ES POSIBLE.

Por: Rosa America Peñaloza B. Delegada de Adida y miembro del comite ejecutivo de la Cut Antioquia.



Compañeros: hemos escrito una de las páginas más bellas de la historia reciente de Colombia, treinta seis días de batalla ,sin dar descanso a nuestros cuerpos, sin cansancio de nuestro espíritu libertario y justiciero, abrazados maestros viejos y jóvenes, nuestros alumnos, padres de familia reivindicando el derecho a que la riqueza que producimos los trabajadores de nuestro martirizado país no se la roben, sino que sea invertida en uno de las necesidades más urgentes de todos, la educación pública. Pero ante todo, una batalla para notificarle a la cleptocracia Santista y a la esta vez muda, ultraderecha Uribista, que los maestros acompañados de la población pelearemos el derecho a que los recursos públicos sean invertidos en paliar las necesidades de los más humildes y que jamás aceptaremos la expoliación de la banca internacional porque no nos da la gana, y porque hemos entendido que la paz la construimos nosotros al, calor de la lucha civilista por la justicia social.




Y esta es solo una de las batallas. Al tenor de la recortada negociación laboral, logramos el apoyo del grueso de la población cansada de los grandes negociados, de la pobreza repartida en las reformas tributarias, de la tozudez del incumplido Santos, del abandono de regiones enteras de este país, y de los desatinos continuos del gobierno que atizan la ferocidad de la ultraderecha para revivir el negocio de la guerra. De más está decir, que el estudio del pliego y lo acordado con el ministerio, nos da un amplio saldo positivo a favor del magisterio y la comunidad educativa, es la principal ganancia. Arrancamos al gobierno reivindicaciones claves para el futuro de la educación pública y los maestros, le arrancamos la máscara al nobel, le rompimos su regla fiscal, doblegamos la tozudez de Santos, le cobramos lo del 2001, lo derrotamos, saldamos la cuenta y nos quedamos con la gente, reivindicamos el papel del maestro en la sociedad, la validez de los sindicatos y de la lucha sindical y ratificamos que luchando estamos educando y es el segundo logro




Ni un solo incidente en estos 36 días que haya sido imputable a los maestros. En un país al que no se le escucha sino es por la violencia, hemos sentado un precedente inconfundible LA LUCHA CIVILIZADA Y CIVILISTA POR LOS DERECHOS DEL PUEBLO. Hemos marcado la ruta en la época del post conflicto, y por el contrario donde fuimos agredidos por la fuerza represiva como en Bogotá, genero el repudio social, se comprendió que en las calles los maestros peleabamos el futuro de la educación como derecho fundamental de la población, y ni siquiera los medios de comunicación de la oligarquía pudieron enlodar ni los objetivos y la justeza de la lucha. Es la tercera ganancia, quedo claro que los maestros y FECODE teníamos la razón.

Vamos al Paro

Por Edwin Palma, Vicepresidente de la USO.

Respaldamos el proceso de paz pero no podemos callarnos y no protestar contra el modelo económico de Santos que afecta a las mayorías.

No hay duda de la necesidad de realizar una gran jornada nacional de protesta como la que han convocado los principales movimientos sociales del país este 17 de marzo. Y la convocatoria ha sido amplísima. Trabajadores, pensionados, estudiantes, maestros, campesinos, camioneros y diversos sectores políticos se han sumado.

Pliego Nacional del Comando Nacional Unitario

Principales exigencias del Comando Nacional Unitario y la Coordinación de organizaciones sociales y políticas,  enviadas al Presidente de la República Juan Manuel Santos.

Respaldo a la paz y al Paro Nacional

Intervención de Yezid García, estableciendo la posición sobre la Paz y sobre el Paro Nacional, en nombre del PTC y del Sindicalismo Democrático, en la Junta nacional de la CUT.

Le notificamos a Santos: ¡Sí a la paz y sí al PARO NACIONAL!

El pasado 25 de febrero el Presidente Juan Manuel Santos sostuvo una reunión con los principales líderes sindicales del país, en la casa de Nariño. ¿Qué le dijimos? Al respecto nos comenta Fabio Arias, Secretario General de la CUT, el 29 de febrero.

Avances del trabajo de la comisión de reivindicaciones económicas de FECODE

La comisión, surgida tras el Paro del magisterio, determinó que el último punto que se debería tratar era el segundo del pliego que versa sobre el “pago de prestaciones sociales del magisterio en los términos de ley”, por ser éste, un tema síntesis de todas las demás peticiones. (Revisar pliego de peticiones).

Editorial sobre el resultado del paro del magisterio

Por Rosa América Peñaloza.
Delegada de Adida. Ejecutiva Cut Antioquia.

El Paro Nacional Indefinido del Magisterio, un triunfo que puede disolverse

Hubo avances, pero quedaron pendientes... y muy graves, que es necesario abordar de inmediato.

La dirección sindical tiene entre otras,  la responsabilidad de determinar el momento preciso para declarar un cese de actividades  así como determinar,  cuándo las expectativas no dan más,   la firma de  acuerdos  o convenciones y protegiendo a sus afiliados levantar  el movimiento.

Tarea urgente: Unidad para hacer cumplir lo que ganamos

Hay que garantizar el debate interno, respetuoso y ¡¡¡ argumentado !!!. El siguiente es un intento  de evaluación razonada  del paro nacional indefinido del magisterio, mayo 2015.

El gobierno santista ranchao... y el PARO NACIONAL del Magisterio Continúa

¡¡¡ A METERLE MAS PUEBLO AL PARO NACIONAL INDEFINIDO POR  EDUCACION PUBLICA DE CALIDAD Y  TRABAJO DIGNO PARA LOS DOCENTES !!!

Mensaje del Presidente de FECODE sobre estado de negociaciones y TAREAS de esta semana

Informes del Presidente de Fecode, Luis Grubert Ibarra.
Informe de la Junta de Fecode del 4 de mayo:

Páginas

Subscribe to RSS - Paro Nacional