Incursión paramilitar contra comunidad taoista y campesina en el departamento de Santander

Desde el pasado 14 de marzo se han venido presentando hechos de hostigamiento, terrorismo y violación de los derechos humanos por parte de un grupo paramilitar, en las proximidades del municipio de Gambita, específicamente en las veredas el Palmar, Chinata, y Corontunjo.

Este grupo fuertemente armado, que se ha identificado presuntamente como integrante de “Los Ratrojos”, al mando de “Sebastian”, han iniciado un proceso de despojo violento de las tierras pertenecientes a los habitantes del sector, mediante el uso de amenazas, intimidaciones y destrucción de sus bienes.

En los hechos se ha visto comprometida seriamente la comunidad Taoista de Colombia. Tres labriegos, que laboraban en una de las fincas de la zona, que son propiedad de esta comunidad y sirven de abastecimiento al Templo Vegetal Sakro Akuarius, fueron secuestrados, amordazados y encañonados mientras observaban como los criminales destruían con explosivos, su casa y un molino de producción de melado de caña de azúcar. Entre tanto, les advertían que nunca más podían regresar a esas tierras porque desde ese instante ya no les pertenecían.

Afortunadamente y en un descuido de los terroristas, los labriegos Taoistas lograron huir del lugar.

Cabe anotar que el mencionado Templo, es un asentamiento tradicional de la comunidad Taoista de Colombia, donde reside una gran población que incluye mujeres, niños, adultos mayores y extranjeros, que se sostienen en parte gracias a la producción agrícola de la zona. En este lugar profesan su pacífico estilo de vida vegetariano y naturista en procura del cuidado del medio ambiente, la salud física, mental y espiritual.