Renovación Sindical TV: Fernando Muñoz de Sintracomnoel

Renovación Sindical TV: Gladis Torres de Sintracihobi

Renovación Sindical TV: John Jairo Mora de UNEB - Unión Nacional de Empleados Bancarios

Renovación Sindical TV: Gonzalo Yepes Fiscal de Sintralanders

Renovación Sindical TV: Noralba Sanchez Presidente Sintranore Antioquia

Renovación Sindical TV: Marta Pulgarín Presidenta Sindicato Hospital General de Medellin

Renovación Sindical TV: Guillermo Giraldo Presidente UGTI Antioquia

Renovación Sindical TV: Yezid Galeano Presidente Aspu Colegio Mayor Antioquia

La marcha de los cínicos

Por: Daniel Samper Ospina.

Que Uribe y Ordóñez pregonen la lucha contra la corrupción es el culmen. ¿No son muy desagradecidos?¿Qué sigue después? ¿un plantón de Maluma contra las letras vulgares?

Le di ‘like’ al video en que Alejandro Ordóñez se convertía en youtuber para promover una marcha contra la corrupción, y le di like por todo: por las tirantas que le daban un aire entre juvenil y cómico al miembro egregio del neonazismo criollo, fundador angular del Ku Klux Klan, capítulo Girón; por la vehemencia de su llamado,tan diferente a aquella suavidad de trato con que manejaba a los parapolíticos mientras fue procurador; pero, muy especialmente, por su sentido de la autocrítica: sí, ese abuelo rollizo y comediante que brincaba de lado a lado con una núbil jovenzuela que lo apoyaba en su clamor podía lucir ridículo, no lo niego, pero al menos daba ejemplo.

Pensé: “Necesitamos más funcionarios como él: ¿a cuenta de qué Popeye debe ser el único ‘youtuber’ de la ultraderecha?; al fin hay un líder vigoroso: ¿creían, acaso, que las constantes alusiones a la vaselina convertían al exprocurador en hombre pasivo? De ninguna manera: he acá a un dirigente autocrítico, capaz de reconocer sus errores de la manera más franca y orginal: citando a una marcha contra sí mismo. Parece un ejercicio mockusiano”.

Pero cuando las noticias se decantaron comprendí mi ingenuidad: lo que Ordóñez organiza, en compañía de Álvaro Uribe, es una marcha para protestar contra la corrupción de los otros, no de la suya propia: ¡una marcha para rechazar la corrupción en general, no la particular!

Uribe: seis campañas, seis escándalos

Por: León Valencia

Escribo esta columna solo porque el senador Uribe ha anunciado que presentará una ley contra la corrupción y líderes afines a su pensamiento han anunciado una marcha nacional contra el fenómeno el primero de abril. Solo por eso. Por la gran ironía de estos anuncios. Por la enorme paradoja que representan. No es agradable, no es novedosa, no creo que esto le importe a mucha gente.

Pero no pude espantar las imágenes de las seis campañas nacionales en las que, a lo largo de 15 años, ha sido Uribe el personaje determinante y en ellas se han presentado, uno tras otro, grandes escándalos de corrupción y de interferencia de fuerzas ilegales. Con Uribe las campañas presidenciales y las consultas populares descendieron a los infiernos.

No voy a cometer el abuso de decir que Uribe ha sido el único que por acción o por omisión ha permitido la captura de las campañas por empresas privadas legales o por ominosas fuerzas ilegales. Eso se convirtió en el pan de cada día en las competencias electorales desde los años ochenta y el caso más sonado fue el de Ernesto Samper en los años noventa. Pero con Uribe estas prácticas llegaron a su apogeo e infectaron todo el tejido democrático.

El país recibió con asombro el triunfo arrollador de Álvaro Uribe Vélez en la primera vuelta presidencial en la campaña de 2002. Había tenido un ascenso meteórico en las encuestas entre marzo y mayo, pero aun así nadie esperaba que dejara regados a sus rivales y liquidara la competencia antes de la segunda vuelta.

La sinvergüencería de la bandola uribista

Por: Ariel Ávila

El sentimiento es encontrado, no sé si reírme o indignarme, tal vez los dos sentimientos no se contraponen ante una misma situación. Pero escuchar al uribismo convocar una manifestación contra la corrupción es realmente increíble. Durante las dos administraciones de Uribe los miembros de su círculo cercano y familiares estuvieron metidos en escándalos de narcotráfico y corrupción. Dos de sus edecanes, el general Santoyo y Buitrago, están presos por narcotráfico, de hecho, el más cercano, Mauricio Santoyo, fue extraditado a Estados Unidos por vínculos con carteles de la droga. Santoyo fue cercano a Uribe desde cuando este fue gobernador de Antioquia, en la década de los 90 del siglo pasado, fue su protegido. Todo tipo de desmanes se cometieron contra defensores de derechos humanos y población civil, esa era la época de la famosa neutralidad activa y las Convivir.

Además, su cuñada Dolly Cifuentes Villa ya aceptó cargos por narcotráfico en Estados Unidos por relaciones con el cartel de Sinaloa. También, recibieron a Pedro López o alias Job, miembro de la Oficina de Envigado, en múltiples ocasiones por la puerta de atrás del palacio de Nariño. Miembros del gobierno Uribe y la Oficina de Envigado en representación de Job planearon y ejecutaron conspiraciones contra la Corte Suprema de Justicia.

Pero tal vez el hecho que demostró la cercanía del gobierno Uribe con la mafia y el crimen colombiano se evidenció con el nombramiento de Jorge Noguera director del entonces DAS. Si se analiza la votación de Uribe para el año 2002 y las zonas que dominaba Jorge 40, jefe paramilitar del Bloque Norte, así como las votaciones a Congreso, queda claro que el paramilitarismo votó masivamente por Uribe. Todo parece indicar que a cambio del apoyo del Bloque Norte de las AUC, Uribe le habría nombrado a Jorge 40 una cuota en el gobierno nacional. Ni más ni menos que a Jorge Noguera, quien además había sido el jefe de campaña de la primera elección de Uribe en el departamento de Magdalena.

Min-trabajo sancionó por más de $1.000 millones a una empresa ya casi liquidada

El Ministerio de Trabajo multó con $1.034 millones a Lindalana SAS, empresa especializada en tejido de punto con domicilio en Medellín, sancionada por utilizar ilegalmente pactos colectivos como herramienta para acabar con el sindicato de la empresa.

Con esta decisión el Ministerio le da la razón al sindicato, que originó la demanda, solo que es una multa de difícil cobro por cuanto esta textilera está terminando proceso de liquidación. Ya liquidó la casi totalidad de sus 280 trabajadores, solo están pendientes los 12 directivos del sindicato, esperando que un juez decida el levantamiento de su fuero.

Lo curioso es que ahora, con las mismas máquinas y en el mismo local donde operaba Lindalana, funciona una nueva empresa con otra razón social, según denunció el sindicato, que ve en ello una estratagema por lo menos sospechosa.

La paz sigue siendo la clave

Editorial La Bagatela N°46

No es cierto que la paz sea “página doblada” por el país. El proceso va muy avanzado pero la paz aún no se ha concretado. Ni el uribismo ni sus adláteres cejan en su declarado rechazo y saboteo al proceso de paz, ni las Farc han completado su dejación de las armas. La ultraderecha colombiana muestra en la persecución de sus fines una claridad y una constancia que se echan de menos en buena parte de la izquierda y demás sectores democráticos. El paramilitarismo sigue vivo y actuante; configura el mayor peligro para el porvenir de Colombia. El asesinato en serie de líderes sociales y defensores de la restitución de tierras al campesinado, el mayor nubarrón actual del proceso de paz, se constituye en siniestra advertencia de lo que puede retornar para el país.

Sin la consolidación de la paz, ni la lucha por la democracia, ni la batalla contra la corrupción, que es una de sus facetas mayores, podrán librarse a fondo. No obstante, las mayorías, en reacción de protesta y rechazo a las salidas tradicionales, desencantadas de los partidos tradicionales, indignadas por la corrupción rampante, pero perdida de su horizonte la dimensión fundamental de la paz, sin norte ni orientación justos, podrían ser conducidas bajo toldas ajenas a sus intereses. Por tanto, las dirigencias de las fuerzas democráticas deben emplearse a fondo jugando su esencial papel de trazar el rumbo, animar la movilización e incorporarse a ella. El hilo conductor de la táctica en lo que puede convertirse en fase de transición entre dos épocas del país –la finalización del conflicto armado y el inicio de un período sin violencia en la política– es el cumplimiento de los acuerdos de paz. Por encima del barullo mediático y de ese pragmatismo de principios complacientes, la lucidez de la izquierda reside hoy en perseverar en esta línea.

27 de marzo de 2017.

Lobos feroces contra la caperucita roja de nuestras pensiones

Por: Germán Manga.
    Lecciones para Colombia del repudio de los chilenos contra los Fondos Privados de Pensiones AFP, el modelo que inspiró el nuestro y que tiene al 80 % de los jubilados recibiendo menos del salario mínimo.


Importante espejo para Colombia el repudio popular que hay en Chile contra los Fondos Privados de Pensiones –las AFP– y contra todo el modelo de pensiones en el cual se inspiró el nuestro. El pasado domingo dos millones de personas desfilaron por las principales ciudades de ese país –la tercera marcha masiva en el último año– para exigir una radical transformación o el desmonte de las AFP.

El sistema chileno fue establecido en 1981 por el dictador Augusto Pinochet y 36 años después tiene a la gente en contra porque incumplió sus promesas. La proyección era que los pensionados recibieran mesadas del 70 % de sus salarios. La realidad hoy es que el 80 % de todos los pensionados reciben menos del salario mínimo.

En contraste, las ganancias por intermediación y comisiones de servicio de las seis empresas que dominan el sistema (entre ellas una colombiana del Grupo Sura) son exorbitantes: el 25 % anual de los ahorros de cinco millones y medio de trabajadores, lo cual convirtió el sistema de pensiones en una desaforada maquinaria de acumulación de capital de los principales conglomerados económicos.

Consejo de Estado tumba Decreto de salario mínimo de 2016

El Consejo de Estado hace un llamado al Gobierno para que se vea obligado a explicar cada vez que se decrete el aumento anual del salario mínimo, que aclare los motivos que lo llevaron a calcular el respectivo aumento.

Por esa razón la sección segunda tumbo el decreto por medio del cual se fijó el incremento del salario mínimo al 7% para el 2016, aun cuando aclaró que su decisión no afecta los salarios, tributos, multas y demás pagos que fueron efectuados con base en dicha norma.

Para el Consejo de Estado el Gobierno no contó con la motivación adecuada, pues no explica, como es debido, la incidencia de factores como la inflación, índices de productividad, la contribución de los salarios al ingreso nacional y demás elementos que fueron referentes para el cálculo del aumento.

La sentencia explica que, por ejemplo, frente al índice de precios al consumidor (IPC) proyectado para el año pasado, el Gobierno se limitó a explicar que la meta de inflación para ese año era del 3%. En este, como en otros casos, no se explicó la influencia de las cifras y frente a otros aspectos los datos fueron incompletos, dice la Sala.

Humillante derrota de Trump: no pudo anular el Obamacare

Por: Santiago Farrell

    Los “halcones” republicanos forzaron al gobierno a retirar de la Cámara Baja la votación de la reforma del sistema de salud, impulsado por Barack Obama. El presidente mostró que no domina a su base aliada.


De nada le valieron sus famosas dotes de negociador, ni el ultimátum que lanzó a legisladores de su propio partido: Donald Trump sufrió ayer una humillante derrota política al verse obligado a retirar de la Cámara de Representantes su proyecto de reforma del Obamacare por no tener los votos asegurados para aprobarla ante una “revuelta” republicana.

“Lo he retirado”, admitió Trump poco antes de la hora prevista para la votación, luego de que el titular de la Cámara, Paul Ryan, le confirmara que no podía garantizarle los 216 votos que necesitaba el proyecto para ser aprobado.

La ley se debía haber votado el jueves, pero ante la evidente división en el bloque republicano la decisión fue postergada para ayer. En una reunión el jueves, miembros destacados del equipo del presidente habían dicho a los parlamentarios republicanos que Trump había decidido que el tiempo para negociar se había acabado.

Consulta ambiental victoriosa. CAJAMARCA TRAZÓ EL CAMINO.

Redacción La Bagatela

A cogiéndose a los principios establecidos por la Ley 1757 de 2015, el pueblo de Cajamarca el pasado 26 de marzo dijo No a las pretensiones expoliadoras de la transnacional Anglo Gold Ashanti. Ante la pregunta con la cual se convocó al municipio a consulta popular: ¿Está usted de acuerdo SÍ o NO que en el municipio de Cajamarca se ejecuten proyectos y actividades mineras?, 6.165 votantes, el 97%, rechazó el proyecto La Colosa que busca extraer oro en uno de los proyectos mineros más grandes del mundo, y que en su extracción afectaría de manera considerable los ecosistemas de páramo.

Con esta decisión, y dado el carácter de obligatoriedad que impone la normatividad vigente para este tipo de consultas, el proyecto minero no podrá realizarse. Lo ocurrido durante la jornada electoral demuestra que el desarrollo sustentable es posible y realizable con la participación democrática de las comunidades, algo que impone, sin duda, un freno al capital extranjero y a las locomotoras que impulsan el actual modelo extractivista, protegiendo los recursos naturales y el medio ambiente. Ante la decisión democrática del pueblo de Cajamarca, el gobierno de manera pronta ha buscado desconocer los legítimos resultados. A nombre de la seguridad jurídica para la inversión extranjera en el país, el gobierno de Santos y el ministro de Minas y Energía desconocen que la consulta cumplió a cabalidad los dos principios básicos de la consulta: superar el umbral de participación de al menos 5.438 electores y la mayoría simple dentro de estos, de lejos obtenida. El carácter de la decisión tomada es de obligatorio cumplimiento y su aplicación se hará mediante “una ley, ordenanza, un acuerdo o una resolución local” que se expedirá de manera inmediata en el periodo de sesiones inmediatamente siguiente o, de no ocurrir esto, a través de un decreto con fuerza de ley, acuerdo o resolución local expedido por el presidente de la República.

Los trabajadores y sindicatos en el ´fast track´

Por: Edwin Palma Egea

La semana pasada el presidente Juan Manuel Santos anunció el gabinete de gobierno para el posconflicto. Los ministerios que lo conforman son: el Ministerio del Interior, el de Hacienda, Salud, Agricultura y Trabajo. También estará la Alta Consejería para el Posconflicto, en cabeza de Rafael Pardo. “El reto es lograr una efectiva articulación del Gobierno y, por eso, ese gabinete para el posconflicto debe tener una vigilancia muy cercana del progreso de la implementación de los acuerdos”, dijo el jefe de Estado.

Para los trabajadores y sindicatos del país es importante que el trabajo y los temas laborales estén en la agenda del posconflicto, en la agenda de paz.

La ministra de Trabajo recientemente entregó a las centrales sindicales y a los empresarios, en el marco de la Comisión de Concertación de Políticas Laborales y Salariales, un primer paquete de proyectos de ley y de decreto que comienzan a desarrollar lo que sería la agenda laboral para el posconflicto. Estas propuestas, que son importantes, urgentes y destacables son aún insuficientes.

Implicaciones de la suspensión provisional del Decreto 583 sobre tercerización laboral

Por: Carlos Julio Díaz Lotero.
Director de la ENS


La ley 1429 de 2010 (ley de formalización y generación de empleo) en su artículo 63 estableció que “el personal requerido en toda institución y/o empresa pública y/o privada para el desarrollo de las actividades misionales permanentes, no podrá estar vinculado a través de Cooperativas de Servicio de Trabajo Asociado que hagan intermediación laboral, o bajo ninguna otra modalidad de vinculación que afecte los derechos constitucionales, legales y prestacionales consagrados en las normas laborales vigentes.

De esta manera a las empresas y entidades, públicas y privadas, se les prohibía la contratación de trabajadores mediante terceras empresas para realizar actividades misionales y permanentes. Es decir, para realizar labores asociadas al objeto social que son aquellas actividades o funciones directamente relacionadas con la producción de los bienes o servicios que las caracterizan. Por ejemplo, en un hospital los médicos y personal de enfermería desarrollan actividades misionales, en una empresa de transporte los conductores desarrollan actividades misionales, la función de recaudo de impuestos en la secretaría de hacienda de un municipio es una actividad misional, la docencia en un colegio es una labor misional.

El decreto 583 del 2016, al reglamentar el artículo 63 de la ley 1429 del 2010, dio un retroceso en esta prohibición cuando, en su artículo 6, plantea:

Páginas

Subscribe to RENOVACIÓN SINDICAL ANTIOQUIA RSS