¿Mi cuerpo? ¿Mis derechos?

Por Rocio Pineda García

Pareciera que Medellín, fuese la cuna de la oposición a un derecho inalienable de las mujeres: ser dueñas de su cuerpo y de la libertad para tomar decisiones, cuando de su sexualidad y de su reproducción se trata.

Cada vez que en esta ciudad, se aborda de manera pública el tema del aborto o algo que se le parezca, así sea la prevención, salta la liebre. Eso pasa en estos días con ocasión de la campaña de Profamilia LA DECISIÓN ES TUYA, en lo que sigue te acompañamos.

Mientras en Bogotá, Barranquilla y Cali la ciudadanía en general ha aceptado la campaña de Profamilia, en Medellín se les crisparon los pelos a todas aquellas personas e instituciones, opuestas de manera sistemática a la libertad de las mujeres para decidir sobre su cuerpo, su sexualidad y su maternidad. Han empezado el señalamiento y la intimidación simbólicas, amparadas en la doble moral.

En su afán de conculcar la autonomía de las mujeres, confunden a la ciudadanía de un modo alevoso. Para estos sectores, antes el proyecto de la Clínica de la Mujer y, ahora el Metro de Medellín comprometido con la campaña de Profamilia, son lugares de oprobio. Menos mal, que tenemos de Gerente de la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá -Metro de Medellín- a Claudia Patricia Restrepo M, una mujer demócrata, moderna y empoderada, quien ha manifestado que respeta el debate, pero que las vallas se mantendrán.

Es hora de que el Ministerio y Secretarias de Salud Departamentales y Municipales, EPS y demás entidades de salud responsables de la atención integral de las mujeres, tomen cartas en el asunto y establezcan los mecanismos legales para dar atención oportuna a las mujeres que de manera libre, toman la decisión de interrumpir un embarazo, en las circunstancias determinadas en la Sentencia C-355/2006 de la Corte Constitucional.

Tal como dice Profamilia en su campaña: es una decisión personal, informada y autónoma. Y esta entidad brinda la información correcta, sin influenciar y sin juzgar la decisión. Esa es la responsabilidad legal de las entidades competentes, para evitar la doble injustica de género a la que se ven sometidas las mujeres que requieren de este servicio.

Así que mujeres de Medellín y Antioquia, es hora de perder el miedo a informarse y a tomar las propias decisiones, tal como lo dice el slogan en este 28 de mayo Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, “Mi cuerpo, mis derechos”