Mensaje de advertencia

You can't delete this newsletter because it has not been sent to all its subscribers.

Masacre laboral selectiva en Ecopetrol

En Ecopetrol no cesan las masacres laborales y los despidos injustos de trabajadores y trabajadoras, algunos con muchos años de antigüedad.

El último caso es el de Ingrid Yohana Ramírez, con 8 años de antigüedad, asistente de la gerencia sur en Neiva. Ella había sido amenazada en Orito, Putumayo, estaba por comisión de derechos humanos, fue trasladada. Es madre soltera. A pesar de estas condiciones, le pasaron carta de despido sin justa causa.

José Marín Moreno, directivo de la USO nacional, señaló que es un “hecho que nosotros rechazamos porque es una decisión arbitraria de quienes pueden tomar las decisiones y pagar con plata del Estado posiblemente indemnizaciones a futuro, porque a la compañera no le dicen por qué la echan”.

Este despido corresponde a una decisión de la alta administración de Ecopetrol de ir sacando trabajadores para tercerizar las labores, así, entregarlas a las multinacionales, filiales y empresas contratistas. Por ello, se han enfocado en la nómina directiva tanto de ingenieros o jefes de medio rango, como la parte convencional.

Marín Moreno expone que se ha creado un ambiente de terror. “Todo mundo está temeroso. Es un riesgo llegar el lunes porque no sabe si el viernes esté laborando para la empresa colombiana. Lo que la USO rechaza totalmente. Vamos a asesorar a la compañera, vamos a poner a su servicio nuestra capacidad jurídica”.

La USO ya cuenta con dos casos en Bogotá con resultados positivos, así como varios ingenieros reintegrados. Sin embargo, no deja de ser preocupante esta cacería en contra de los trabajadores en la entidad.