Mark Weisbrot

El TLCAN ha causado más daño a México de lo que cualquier muro podría

Por: Mark Weisbrot.

Es poco probable que el presidente Trump pueda cumplir con su sueño de hacer pagar a México por un muro a lo largo de la frontera sur de los Estados Unidos. De ser construido, serán los contribuyentes estadounidenses quienes casi de seguro reciban la factura, que según ciertas estimaciones alcanzaría los 50 mil millones de dólares. Sin embargo, vale la pena dar un paso atrás para ver mejor la economía tras las relaciones entre los Estados Unidos y México, para ver cómo es que la inmigración desde México llega a convertirse en un tema relevante dentro del debate político estadounidense, hasta el punto en que alguien como Trump puede tratar de usarla en su favor.

El TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) es un buen punto de partida. Mientras finalmente ha empezado a reconocerse cómo aquellos mal llamados acuerdos de “libre comercio” han afectado a millones de trabajadores en los Estados Unidos, sigue siendo frecuente entre comentaristas tanto liberales como de derecha el asumir que el TLCAN ha sido bueno para México. La realidad contradice enérgicamente semejante suposición.

Si atendemos a la medida más básica de progreso económico, el crecimiento del PIB, o al ingreso, por persona, México se ubica en el puesto 15 entre 20 países de Latinoamérica desde que ingresó al TLCAN en 1994.

Otras cifras muestran un panorama aún más oscuro. Según las últimas estadísticas oficiales del país, la tasa de pobreza en 2014 alcanzó el 55,1%— de hecho por encima del 52,4% en 1994.

Los salarios cuentan una historia similar: casi ningún crecimiento en salarios reales (ajustados a la inflación) desde 1994 — apenas alrededor de un 4,1% a lo largo de 21 años.
Subscribe to RSS - Mark Weisbrot