Los sindicatos piden un acuerdo de programa y advierten de que la "desconfianza" no es un obstáculo

EFE

Los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y de CCOO, Unai Sordo, han urgido este jueves al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a retomar "cuanto antes" las negociaciones con Unidas Podemos en aras de lograr un acuerdo que evite la celebración de nuevas elecciones.

"No contemplamos un escenario de convocatoria electoral", ha subrayado Sordo en declaraciones a los medios, tras el encuentro con Sánchez en el Palacio de la Moncloa, enmarcado en la ronda de contactos que el presidente está realizando con distintos colectivos.

"Es fundamental que la izquierda, que PSOE y Unidas Podemos, sean capaces de elaborar un programa de Gobierno", ha señalado Álvarez, que ha trasladado a Sánchez la necesidad de retomar las negociaciones con Podemos cuanto antes, porque "en el último minuto todo es mas difícil".

"La desconfianza no es óbice para abordar la negociación", ha apuntado Sordo, que ha señalado a la mala gestión de tiempos como uno de los elementos que dinamitaron la anterior negociación. Un acuerdo de programa, ha añadido Álvarez, "no va a ser fácil pero debería ser mas fácil de lo que ha sido el de la configuración de Gobierno".

"Lo imposible tiene que ser posible (...) y vamos a seguir pidiendo que se configure un Gobierno con mayoría clara de izquierdas, que no se pierda la oportunidad", ha insistido Álvarez. Un acuerdo programático, han explicado, tendría muchísimo valor para los sindicatos y debe pasar por una serie de elementos clave como un mejor reparto de la riqueza, la recuperación de derechos laborales perdidos, la lucha contra la precariedad o la protección a parados en un país con 3 millones de desempleados.

"Hay que dejar un poco en paz el Twitter"

Debe abordarse, han añadido, la corrección de la reforma laboral y la del sistema de pensiones así como nuevas políticas fiscales y otra serie de reformas estructurales que precisa el país. "Debería de haber base para retomar las negociaciones con un programa de gobierno y límites de llegada y no de partida", ha subrayado Álvarez que ha reconocido mantener conversaciones con Izquierda Unida sobre el tema.

Los sindicatos han afirmado que ven al presidente del Gobierno en funciones con voluntad de lograr acuerdos que eviten unos nuevos comicios y que, en esa intención, se enmarcan los encuentros que está manteniendo. También han relatado que Sánchez les ha agradecido que no entren en la fórmula sobre la que habría que construir el próximo Gobierno y que no les ha encomendado que jueguen ningún papel, ya que "nadie debe sustituir el papel de los partidos políticos en España".

El secretario general de CCOO ha afirmado que no le han pedido expresamente al presidente que se reúna con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, pero que, a su juicio, es necesario que lo haga porque "cuanto antes inicien los contactos para las negociaciones, mejor". Sordo, que ha reconocido mantener conversaciones con Unidas Podemos, ha afirmado que siguen más en las consecuencias de las negociaciones rotas. Y ha dado una recomendación a todos: "Dejar un poco en paz el twitter"

La patronal recuerda que los "constitucionalistas" son mayoría en el Parlamento Sánchez también se ha reunido con las organizaciones empresariales. El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el de Cepyme, Gerardo Cuerva, han trasladado al presidente en funciones la necesidad de un Gobierno "moderado y estable" que ponga en el centro de la política a la empresa, y le han advertido del "complicado" entorno internacional ante la guerra comercial, la devaluación del yuan o el Brexit.

Garamendi ha subrayado que desde "el primer momento" han trasladado desde la patronal la necesidad de "estabilidad" y de "moderación", al ser "fundamental" para el desarrollo de la economía y la sociedad, sobre todo cuando los partidos constitucionalistas, que son "prácticamente el 75% del Congreso", pueden conformar Gobierno.

Asimismo, ha apuntado que también señalaron que había una opción "clarísima" que sumaba dos partidos de centro izquierda "moderados" o que el PSOE formase en solitario con la abstención de otros partidos. Si no resulta ninguna de estas dos opciones, ha recordado que la Constitución marca "claramente" que se pueden repetir elecciones. En el caso de que finalmente resultase un Gobierno 'a la portuguesa', Garamendi ha afirmado que abogarían por que se aplicasen las medidas implementadas en Portugal.