La oportunidad perdida: Balance crítico del XIX Congreso (Asamblea) de Fecode

A  MANERA  DE  EDITORIAL  A  CUATRO MANOS
Por  Horacio Guerrero  y Rosa  América  Peñaloza
Delegados  por  Antioquia. 

De derecha a izquierda en la foto. Delegados de Renovación Magisterial y Sindical en la XIX Asamblea de Fecode, por Antioquía: Horacio Guerrero y Rosa América Peñaloza. Por Bogotá: Miguel Ángel Pardo. Por Cesar: Alime Uribe. Junto con el Fiscal de la CUT y Coordinador Nacional de Renovación Sindical Fabio Árias. 

Juiciosos  recorrimos  la  geografía  antioqueña, compartiendo   nuestras propuestas  al  congreso y  enriqueciéndolas   con las  sugerencias generosas  de  los  compañeros, y  con  su   apoyo y  esperanza   pasamos    ese  examen  democrático  al lograr  ser  elegidos, con votos  suficientes  para  marcar  en las  encuestas  de Adida,  nuestro  sindicato,  al  que  hemos  dedicado una  parte  bastante  sustancial  de  nuestra  vida  laboral y personal.

Y  después  de  reconocer  y agradecer  los  apoyos nos  dimos a  la  tarea  de  convertir  en resoluciones  las  propuestas  con las  que  nos  comprometimos  con los  educadores, las  mejoramos,  y  alistamos  la  maleta con la  convicción  que  la  dirección  de Adida,  en  refriega  interna  como  es  usual,    no iba a  ser  la  talanquera  que  impidiera  nuestra  participación  en  el  Congreso  de  Fecode. Y  fue  necesario  escribir  una  carta  abierta  (ver anexo)  exigiendo  responsabilidad  en garantizar  la  participación  de  Adida  en   la  vida  democrática  nacional  del magisterio;   somos  el  segundo  sindicato más  numeroso,  pilar  de  la  lucha  de  los  educadores, pequeño aspecto  que  parecía  no importar   a  la  Junta  directiva.

El  jueves 7 de marzo culminaron las sesiones del máximo órgano de dirección de FECODE, la Asamblea General Federal en su versión XIX, asistieron 297 delegados elegidos por las maestras y maestros afiliados a las 30 de las 33 filiales y los 15 miembros del Comité Ejecutivo Nacional quienes la integran por derecho propio con voz y voto. Más de 200 participantes lo hicieron en su carácter de invitados o delegados fraternales nacionales e internacionales,  estas  últimas credenciales justificadas,  mas no las  de sindicatos regionales   expedidas por el Comité Ejecutivo de FECODE, en  clara ventaja sobre quienes nos sometimos  a la democracia de  los procesos electorales en cada región para poder asistir. 

En un acto inusual para un evento de esta envergadura, los delegados  no contamos  previamente con los documentos y “Tesis” que el Comité Ejecutivo de FECODE estaba obligado a suministrar  sobre los temas que eran materia de discusión en las comisiones y de trascendencia para el magisterio colombiano, tales como: la coyuntura política nacional e internacional y la política educativa; el Movimiento Pedagógico y Proyecto Educativo Pedagógico Alternativo –PEPA-; política de unidad sindical, reforma Estatutaria y código electoral; política financiera de FECODE; pliego de peticiones y plan de acción.

En el caso de la propuesta de Estatuto Docente revistió mayor gravedad, en tanto que el Comité Ejecutivo de FECODE no publicó la última versión que produjo su seminario de enero de este año, anunciada en la última sesión de la Junta Nacional febrero pasado. Esto dificultó enormemente la labor de los asambleístas, especialmente de quienes no pertenecemos a las fuerzas de ningún de los integrantes del actual Comité Ejecutivo, con el agravante que se les restó al necesario debate uno de los 4 días del evento, a la vez que se evidenció el desmedido desequilibrio en los tiempos para el uso de la palabra de algunos integrantes del Comité Ejecutivo con respecto al resto de los asambleístas;

Bueno,   a pesar  de  estos  inconvenientes  dimos a  conocer  nuestras  propuestas, reivindicamos  los derechos  de  los  provisionales, de  los  compañeros  por  cobertura  para  que  sean  contratados  directamente  por  el  estado, EL  NO ROTUNDO A  LA  EVALUACIÓN SANCIÓN,  el  derecho  de  los  directivos  docentes a  llegar a  la  dirección  de  los  sindicatos,   la  fusión  de los  sindicatos  paralelos,  de  preservar  como  seguro  la  estabilidad  del 2277, 

Hay  que  reconocer  que  se  observa  un gran  acomodo por  parte  de  los  asistentes  al  congreso, la  mayoría     activos  solo  a  la  hora  de  votar (pastoreados)   como lo indicaran    sus   dirigentes  políticos , algunos  con un  sorprendente  desconocimiento  de  la  normatividad  docente  y por  supuesto  un   debate  de  dudosa  calidad  y limitado  por  LOS  CONSENSOS  DEL  COMITÉ  EJECUTIVO  DE LA  FECODE  QUE  TERCAMENTE  SE  NEGO A  ENRIQUECER LO  QUE  YA  TENÍAN  PREDETERMINADO.

Pero  además  los  más  radicales  los  del  discurso  rojo  rojo, con ganas  de  ser  vitalicios  en la  dirección  de  Fecode,  criticaron el  articulito  de  la  reelección  de  Uribe, pero ellos  TAMBIEN  QUERIAN  SU  ARTICULITO PARA  SEGUIR  ENVEJECIENDO  EN LA  DIRECCION  SINDICAL Y ENVEJECIENDO LA  DIRECCION TAMBIEN.  Y  se  la  NEGAMOS.  Es  preciso educar la  generación de  relevo  sindical,  es  uno  de  nuestros principios, pero  además  porque  es  antidemocrático impedir  el acceso a  la  dirección  de  las  nuevas  generaciones  de  maestros, por  muy  experimentados  que  sean  quienes  peinamos  canas, necesitamos  la  vitalidad  y la  mirada  renovadora  de  la  Juventud.

La  importancia  del  Congreso  de  la  Fecode  radica  en  que  se legitima  el Proyecto  de Estatuto Único  de  la  profesión  docente  y la  táctica  de  consensuarlo a  través  de  una  comisión tripartita,  así  como la  determinación de   aprovechar  los resquicios  del  decreto 1092  de  negociación  colectiva  del   sector público,  para  presentar pliego  de  peticiones  y obligar  al  gobierno  de Santos    reconocer  a  la  Fecode  como  vocero  de  los  educadores estatales, la  decisión unánime   de  saludar las  conversaciones sostenidas entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, esperando  que culmine con éxito. FECODE y la CUT no aspiran a estar en la mesa de negociaciones y seguirá, conjuntamente con el movimiento social, defendiendo y luchando por sus reivindicaciones como representantes e interlocutores válidos de los educadores y trabajadores colombianos. 

LO  QUE  QUEDA  PENDIENTE.

Dignificación de la profesión docente

Ha sido nuestra consideración que lograr un Estatuto Docente que dignifique la profesión para todo el magisterio es necesario y estratégico. Sin embargo, en el difícil camino de su conquista y, como parte de la batalla por su consecución y de la lucha por nuestra dignificación, nosotros debemos priorizar las siguientes banderas:

  • la supresión de la normatividad que intensifica la sobre carga laboral
  • el aumento de planta y la formalización laboral del magisterio y de los trabajadores de la educación
  • la estabilidad laboral, vulnerada por la evaluación sanción y la des formalización del vínculo laboral. 
  • la financiación estatal y adecuada de la formación docente para que se materialice como derecho y sus efectos en un mejor nivel profesional y de vida, derribando los injustificados obstáculos para el ascenso en el escalafón.
  • el salario profesional debe retomarse como principal bandera de FECODE.
  • la defensa y mejoramiento del régimen especial de salud y extensión para todo el magisterio del régimen especial de pensiones.

Estas reivindicaciones deben considerase como centrales, especialmente, como contenido de nuestros pliegos de peticiones.

FINALMENTE  UNAS  CONSIDERACIONES  QUE  SON  DE  GRAN IMPORTANCIA  DAR A  CONOCER  AL  MAGISTERIO:

  1. Nos  preocupa  que   se  acepte  en el texto  del proyecto  de  EUPD,  la  derogatoria  del  2277, es  un  acto  irresponsable  que  deja  al magisterio  sin  su  referente  garantista más  importante, lo  coloca  en manos  de  un  congreso  que  tradicionalmente  ha  sido  hostil a  los  trabajadores, manipulador  y manipulable  como lo  demostró  la  reforma fallida  a  la  justicia,  con el mal  augurio  de  haber  excluido a  los  senadores  Avellaneda  y Guevara  de  la  comisión  tripartita,  que  en  virtud  a   que  su  caudal  electoral  fundamentalmente  es  del  magisterio  tienen  cierto grado  de  compromiso  con  el  gremio. No  compartimos  que  se  proponga  anticipadamente  la  derogatoria  del 2277,   que  este  hecho sea   la  conclusión  de  un proceso  de  negociación favorable sería  aceptable,  pero  no  entregar  anticipadamente  nuestro  seguro  de  estabilidad  por  lo  menos  para  los  que  estamos  bajo  su  régimen.
  2. En  el Pliego  de  Peticiones  se  debe  incluir  la   ampliación  de  la  planta  de  personal  y vinculación  en  provisionalidad  de  todos  los  educadores  por  cobertura  y el  respeto a  la  estabilidad precaria  de  los  provisionales  que  solo pueden  ser  removidos  por nombramiento  en propiedad de la  lista  de  elegibles. Reivindicamos  que  la  Fecode  debe  orientar  a los  provisionales  para  que  sean  remplazados  solamente  por  listado  de  elegibles, y la  ampliación  de la  planta  de  docentes  con el  consecuente  vinculación  en  provisionalidad de los  educadores de cobertura.
  3. Se  amplía  la  Fecode  a  las  organizaciones  de  trabajadores  de  la  educación,   como  paso  previo al  Sindicato Único. Además  se  aprueba  la  afiliación a  la  Fecode,   por  una  sola  vez,  de  sindicatos  paralelos  que  tendrán plazo  de  un  año  para  fusionarse a  los  sindicatos  afiliados  en cada  región  so pena  de perder  la afiliación;  consideramos  que esta medida,  solo  dilata  la  necesidad  de  la  auto-reforma  organizativa  aprobada  en  el  V  congreso  de  la  Cut,  como  una  forma  de  fortalecer  las  organizaciones  sindicales.  Es  poco probable  que  sindicatos  paralelos  con trayectoria,  acepten  esta  fusión  decretada  cuando  es  un proceso  que  debe  rodearse  de  oportunidades  y garantías.
  4. Se  acepta  incremento  de  la  UPCM, en  contraposición  de  la  exigencia  al gobierno  que  el  total  de  la  cotización para  salud  sea destinada a  ello,  se  ratifica  la  auditoria  externa. Creemos   que  la  clave  para  mejorar  el servicio  médico  es  acabar  con la  intermediación  que  padece    nuestro modelo   exceptuado, en  consonancia  con  el  reclamo de la  totalidad  de la  población  en torno a  un nuevo  sistema  de  salud  alejado  de la  ley  100.
  5.  

LA  ASAMBLEA  FEDERAL O  CONGRESO  DE LA  FECODE, PUDO  HABER  SIDO  UN  ESCENARIO  DE  DEBATE  PARA  ENRIQUECER  NUESTRA  VIDA  SINDICAL, LA  DIRECCIÓN  LE  APOSTÓ A  UN  CONGRESO  DE  RUTINA  SIN  SOBRESALTOS, PEDIENDO LA  OPORTUNIDAD  DE  REVITALIZAR  Y  ROBUSTECER  LA  LUCHA  SINDICAL… UNA OPORTUNIDAD PERDIDA!

Marzo 20  de  2013.