Incremento de la violencia antisindical en Colombia

Dos profesoras asesinadas y atentados a 4 dirigentes sindicales en la última semana en el país

La CUT lamenta estos hechos y llama al gobierno nacional a garantizar la vida de los líderes sociales

Bogotá, 23 de octubre de 2017.

La CUT hace un llamado al gobierno nacional a resolver la situación crítica en el tema humanitario que vive el movimiento social en Colombia, donde en lo corrido del año van 120 asesinatos y 146 en el 2016. En cuanto al movimiento sindical en la última semana han ocurrido dos asesinatos contra dirigentes sindicales, las profesoras Liliana Astrid Ramírez Martínez, afiliada a SIMATOL en el Tolima y Benicia Tovar, afiliada a ASOINCA en el Cauca; así como los atentados a Richard Monterrosa, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Agroindustria de Colombia (Sintraco); Luis Galvis, de la Unión Sindical Obrera (USO); John Ninco, presidente de la Asociación de Trabajadores Discapacitados de la Industria Minero Energética (Asotradeimene) y Omar Romero Díaz, directivo del Sindicato de Trabajadores de Materiales para la Industria y la Construcción, la Madera y el Cemento (Sutimac).

Ante estos hechos, Edgar Mojica, director del Departamento de Derechos Humanos sostuvo que “En el país hay un incremento de la movilización y la lucha en todos los sectores sociales y una política de incumplimiento de los acuerdos por parte del gobierno nacional, que ha sido reconocida por el presidente de la República ante la opinión pública. La respuesta del Estado es poco eficaz para guardar la vida de los dirigentes sindicales y por el contrario ha venido presentándose una disminución de las medidas de protección con que cuenta el movimiento sindical”.

La CUT hace una exigencia al gobierno nacional como responsable y garante del derecho a la vida, y llama a garantizar y cumplir los acuerdos que se han pactado con el movimiento social y sindical.