El Forrest Gump colombiano contra el asbesto

Bogotá -Los pies de Daniel Pineda están adoloridos. Su cuerpo ya está cansado. Pero su espíritu se mantiene inalterable en la convicción que lo ha llevado durante seis días por una caminata solitaria por las rutas de Colombia y que lo han convertido en una suerte de Forrest Gump.

La vida de Daniel tomo un giro con la enfermedad de su esposa y junto a ella dieron inicio a lo que hoy se conoce como "Movimiento Colombia Sin Asbesto". Hace unos meses el hombre perdió a su mujer tras un cáncer relacionado con el asbesto y desde entonces no solo ha debido cuidar a su pequeña hija de cuatro años, sino que decidió intensificar la campaña para detener las irreparables consecuencias que el asbesto está generando de manera silenciosa entre los colombianos.

“El objetivo de esta caminata es que los colombianos no sigan muriendo por causa del asbesto. Ya perdí al amor de mi vida, pero ella ha sido el motor de esta campaña que no detendré hasta que se prohíba el asbesto. Somos de los pocos países en el mundo en donde todavía se permite el uso y comercialización del asbesto. Eso tiene que terminar”, dice Daniel en el día final de su caminata.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 120.000 personas mueren cada año en el mundo producto de los efectos cancerígenos relacionados con el asbesto. En Colombia, mientras tanto, y según el Instituto Nacional de Cancerología, se estima que la sustancia mata a más 320 colombianos cada año.



"He querido caminar un metro por cada víctima en el mundo", explica Pineda.

A la preocupación del viudo se han sumado otras instancias, como un creciente número de médicos que están alertando respecto de las cancerígenas consecuencias que está generando el asbesto en Colombia.

La situación del asbesto en Colombia también ha movilizado a la organización medioambiental Greenpeace, la cual ha lanzado hace unos días su campaña “Eternit enferma a Colombia”, que busca que la empresa termine con la producción y comercialización de materiales con asbesto en el país.

“La campaña ha sido un éxito y ya tenemos casi 27.000 firmas. Lamentablemente, hasta ahora, Eternit no ha aclarado si es que seguirá enfermando a los colombianos o decidirá terminar con la producción de asbesto. Los colombianos esperan su respuesta. Mientras tanto, invitamos a los colombianos a que firmen la petición ingresando a nuestra página web”, dice Silvia Gómez, coordinadora de Greenpeace en Colombia.

Pídele a Eternit que deje de producir y distribuir productos con asbesto para no seguir enfermando a los colombianos, haz click aquí.

Fuente: http://www.greenpeace.org/colombia/es/Noticias/El-Forrest-Gump-colombiano-contra-el-asbesto/