Editorial: El 2014: un año clave para el futuro de Colombia

Por Paola Salazar, candidata a la Cámara por Antioquia, #105 por la Alianza Verde

Pocas veces en la historia concurren tantos factores decisivos para el futuro del país como en este 2014. Algunos de esos factores son la definición del proceso de paz; la elección de un Congreso que asegure el desarrollo de los acuerdos en caso de consumarse; la reelección presidencial; la satisfacción de los múltiples reclamos de la población civil; la necesidad de limitar las funciones exorbitantes de la Procuraduría como protección a la soberanía popular; la urgencia de limitar y regular la explotación minera; la restitución de tierras; la reparación de las víctimas y la salida de la cárcel de varios jefes paramilitares. Todos estos factores nos obligan a involucrarnos en la participación de los procesos políticos y sociales de manera inmediata, crítica y con miras a aportar alternativas que sirvan para esclarecerlos y desarrollarlos.

Esta participación debe provenir de todos los sectores de la sociedad; jóvenes que sean capaces de forjar nuevas prácticas políticas, mujeres que demuestren que existen otras maneras de liderar procesos y organizaciones, y en general, hombres y mujeres de todas las regiones del país que entiendan que la política se construye a través de los relevos en el poder, formulando programas regionales y aprovechando la mayor potencialidad de nuestras regiones: su diversidad.

La salida de la agenda del tema de la guerra contrainsurgente, va a contribuir a que por fin las agendas regionales salgan a la luz pública, y así de una vez por todas se ponga en evidencia la necesidad de una renovación política y administrativa que libere a la sociedad de sus tradicionales dirigencias políticas. Enhorabuena le llega la hora a la sociedad civil de manifestarse más libremente, de alzar su voz para reivindicar sin velos mezquinos sus intereses y necesidades generales, casi siempre eclipsadas por las agendas de las elites y la corrupción en el manejo de lo público.

Es tarea de la sociedad civil recuperar la política y su capacidad transformadora, participando de los certámenes electorales de manera libre e informada, y sosteniendo y revitalizando todos los escenarios de protesta, movilización y organización social. Invitamos a todos y todas las colombianas a que participen de todos los escenarios posibles, electorales y no electorales que nos permitan transitar hacia una paz duradera.