Editorial

El país democrático a la calle el 9 de abril

Declaración del PTC

EL PARO ARMADO Y LA MARCHA URIBISTA

 

Para defender la paz y extirpar la corrupción necesitamos una "Gran Coalición"

¡Defender la paz es el camino!

Colombia corre el gran peligro de caer en las fauces del fascismo. Si no logramos que los candidatos del campo democrático (Izquierda, Centro y Derecha Civilista), lleguen a un ACUERDO DE UNIDAD que defina una sola fórmula presidencial para afrontar la primera vuelta en el 2018, inexorablemente ganará la alianza de la extrema derecha (Uribe - Vargas Lleras - Pastrana - Ordoñez - Pinzón).

A pesar de todos los contratiempos, el Acuerdo de Paz es lo principal para defender y lo que se debe implementar en el corto y mediano plazo. Dicho acuerdo debe incluir en su programa, la lucha contra la corrupción, la defensa del patrimonio público, el mejor nivel de vida de la población, la defensa del medio ambiente y nuestra unión a la lucha mundial contra el calentamiento global.

De ahí que reducir al mínimo los contradictores y ampliar al máximo los amigos es la táctica que nos llevará al triunfo. Hacemos un llamado respetuoso pero vehemente para que se constituya una ENORME COALICIÓN DE UNIDAD de tod@s los candidatos demócratas, quienes deben fijar una agenda de reuniónes para que este gran propósito nacional se logre y comenzar la gran batalla política por la ¡DEFENSA DE

LA PAZ Y LA DEMOCRACIA!...

¡Cuénten con nuestro respaldo!
Esta petición será entregada a:
Claudia Lopez
Sergio Fajardo Valderrama
Carlos Caicedo Omar
Juan Fernando Cristo Bustos
Juan Manuel Gálan Pachón
Jorge Enrique Robledo
gustavo petro urrego
Piedad Cordoba
Clara López Obregón
Jorge Robledo
Antonio Navarro Wolff

Editorial. ‘Coalición enorme’, mejor que coalición de centro

Como habíamos registrado antes, sigue muy evidente un preocupante contraste: desde la orilla de las facciones adversas a la paz, y en especial de la del expresidente Uribe, se adelantan pasos concretos hacia la juntura de sus fuerzas, léase el acuerdo Uribe-Pastrana, y se exploran con diligencia los siguientes a dar, verbigracia las conversaciones del vargasllerismo con el uribismo con la mediación del clan Char. Pero las fuerzas del bando democrático, más numerosas pero muy dispersas, vacilan y cavilan, magnifican querellas menores y, algunas, a la par con ciertos avances, plantean y actúan en función de mantener la desagregación y el fraccionamiento.

El resultado de las presidenciales del 2018 habrá de tener consecuencias definitivas sobre el cumplimiento mismo de los acuerdos de paz. Resulta entonces obligada una apreciación sobre cómo va su desenvolvimiento. Al respecto, como habíamos registrado antes, sigue muy evidente un preocupante contraste: desde la orilla de las facciones adversas a la paz, y en especial de la del expresidente Uribe, se adelantan pasos concretos hacia la juntura de sus fuerzas, léase el acuerdo Uribe-Pastrana, y se exploran con diligencia los siguientes a dar, verbigracia las conversaciones del vargasllerismo con el uribismo con la mediación del clan Char. Pero las fuerzas del bando democrático, más numerosas pero muy dispersas, vacilan y cavilan, magnifican querellas menores y, algunas, a la par con ciertos avances, plantean y actúan en función de mantener la desagregación y el fraccionamiento.

Sobre el asunto, reviste interés lo planteado tanto por los dos precandidatos de Alianza Verde, Claudia López y Navarro Wolff, como por los demás aspirantes a la presidencia con los cuales planean integrar coalición: Sergio Fajardo y Jorge Robledo. Según los dos primeros, partir de plantear la primordial importancia de la paz sería colocar el debate en un terreno “desventajoso”, en el cual la derecha tiene las de ganar, dado que, se asegura, el 60% del país condena la guerrilla y por extensión al conjunto de la izquierda, con la cual juzgan “inconveniente” integrar cualquier coalición. Afirman entonces que el tema de campaña tiene que ser la lucha contra la corrupción que es lo que más indigna y es identificado como causa principal del desangre de los recursos públicos, de las penurias y del empeoramiento de las condiciones de vida de la gente. La coalición así propuesta, de la cual excluyen explícitamente a la izquierda, sería una de centro.

La paz sigue siendo la clave

Editorial La Bagatela N°46

No es cierto que la paz sea “página doblada” por el país. El proceso va muy avanzado pero la paz aún no se ha concretado. Ni el uribismo ni sus adláteres cejan en su declarado rechazo y saboteo al proceso de paz, ni las Farc han completado su dejación de las armas. La ultraderecha colombiana muestra en la persecución de sus fines una claridad y una constancia que se echan de menos en buena parte de la izquierda y demás sectores democráticos. El paramilitarismo sigue vivo y actuante; configura el mayor peligro para el porvenir de Colombia. El asesinato en serie de líderes sociales y defensores de la restitución de tierras al campesinado, el mayor nubarrón actual del proceso de paz, se constituye en siniestra advertencia de lo que puede retornar para el país.

Sin la consolidación de la paz, ni la lucha por la democracia, ni la batalla contra la corrupción, que es una de sus facetas mayores, podrán librarse a fondo. No obstante, las mayorías, en reacción de protesta y rechazo a las salidas tradicionales, desencantadas de los partidos tradicionales, indignadas por la corrupción rampante, pero perdida de su horizonte la dimensión fundamental de la paz, sin norte ni orientación justos, podrían ser conducidas bajo toldas ajenas a sus intereses. Por tanto, las dirigencias de las fuerzas democráticas deben emplearse a fondo jugando su esencial papel de trazar el rumbo, animar la movilización e incorporarse a ella. El hilo conductor de la táctica en lo que puede convertirse en fase de transición entre dos épocas del país –la finalización del conflicto armado y el inicio de un período sin violencia en la política– es el cumplimiento de los acuerdos de paz. Por encima del barullo mediático y de ese pragmatismo de principios complacientes, la lucidez de la izquierda reside hoy en perseverar en esta línea.

27 de marzo de 2017.

EDITORIAL: LAS VENTAJAS DE LA PAZ.

Editorial, La Bagatela N° 44.

Hacia el Sí en el Plebiscito del 2 de octubre

Un vuelco grandioso: tal el que se halla a punto de experimentar Colombia. Al cabo de 52 años, se juntan las condiciones para que -así sea en medio de intrincadas circunstancias- los colombianos iniciemos una nueva época, en la cual los conflictos de fondo del país no se diriman más mediante la violencia.

El próximo 2 de octubre, la inminencia del nuevo período del acontecer nacional podrá convertirse en acontecimiento real por los ciudadanos que concurran positivamente a la histórica cita refrendatoria y logren la victoria del decisivo Sí plebiscitario. Las Farc, la más antigua y mayor de las agrupaciones armadas insurgentes del país, abandonará el camino de la violencia para el logro de sus propósitos y perseguirá estos a través de la lucha política.

Respaldo a la paz y al Paro Nacional

Intervención de Yezid García, estableciendo la posición sobre la Paz y sobre el Paro Nacional, en nombre del PTC y del Sindicalismo Democrático, en la Junta nacional de la CUT.

Hagamos política para dignificar al ser humano, distanciándonos de las fuerzas oscuras y precisando los males sociales a superar

El actual proceso electoral dejara muchas enseñanzas para quienes hacen política con P mayúscula, es decir, que la conciben como una actividad noble que debe dignificar al ser humano, a las organizaciones que la ejercen y que no lo hacen con mirada cortoplacista, sino que por el contrario la inscriben en su proyecto de vida por lo que, en ese sentido, deben ser cuidadosos de no dejar que el afán inmediatistas les permita practicar lo del todo se vale con tal de llegar a ocupar un escaño en algún cargo administrativo o en una corporación pública.

Los trabajadores y la paz

Por Edwin Palma Egea, dirigente de la USO.

El silencio de las armas no es la paz, pero es un gran paso para construirla y por eso haré campaña por la refrendación de los acuerdos

3 tragedias educativas distintas y un solo responsable verdadero

Por Rosa América Peñaloza, Delegada de ADIDA, Comité Ejecutivo de la CUT Antioquia.

En los últimos días la educación pública Colombiana ha padecido tres tragedias que afectan a estudiantes de las instituciones educativas donde se educan los hijos de los trabajadores y clases populares de nuestro país.

Hiroshima y Nagasaki, la pesadilla nuclear en nombre de la libertad

70 años después del infierno en la tierra.
Por equipo de redacción Renovación Sindical.
Foto: Enola Gay, “Los buenos muchachos que arrojaron las bombas atómicas en defensa de la libertad”.              

¿Cómo va el mundo? ¿Cómo vamos en Colombia?

La 104 Conferencia  de la Oit registra un panorama negativo para los trabajadores a nivel mundial con  un empresariado  agrediendo  el derecho a la huelga, en un intento por despojar  a los trabajadores de esta herramienta fundamental de lucha. Indudablemente lo que  se  juega a fondo es el derecho de asociación sindical, que tiene su principal herramienta  en la huelga, sin la cual se    maximiza aún más  la explotación y de aumenta el margen de ganancia.

Informe: Junta Nacional de la CUT Nacional

Entrevista a Fabio Arias Giraldo. Secretario General de la CUT Nacional, quién informa conclusiones de la pasada Junta Nacional de la CUT, celebrada entre el 2 y 3 de julio.

Programa radial Aula Múltiple

Editorial sobre el resultado del paro del magisterio

Por Rosa América Peñaloza.
Delegada de Adida. Ejecutiva Cut Antioquia.

El gobierno santista ranchao... y el PARO NACIONAL del Magisterio Continúa

¡¡¡ A METERLE MAS PUEBLO AL PARO NACIONAL INDEFINIDO POR  EDUCACION PUBLICA DE CALIDAD Y  TRABAJO DIGNO PARA LOS DOCENTES !!!

Carta abierta a los educadores que no están en Paro

Hola compañero (a) respetuoso Saludo.

Me dedico como tú a la docencia  hace muuuchos   años, casi 35, tiempo durante el cual he vivido y envejecido tratando de  enseñarle a mis alumnos   como vivir honradamente, que las cosas se ganan con esfuerzo,  que es mejor luchar por lo  que queremos, que vender nuestro cuerpo en una esquina  o que doblar la rodilla ante la injusticia,  y que  sus capacidades  tienen solo el límite que le impongan la  inconstancia y la indisciplina.

Balance de la Asamblea de Adida, Luis Afranio Sánchez

Luis Afranio Sánchez, compañero Presidente de la Subdirectiva de Adida en Chigorodó, hace el balance de la Asamblea de Adida del pasado 26 y 27 de marzo. (Sube el volumen)

Las minorías tienen como función ser contrapeso y controlar los excesos de las mayorías

Comunicado de la compañera Rosa América Peñaloza en la Junta Departamental de la CUT a raíz de autocrítica de la mayoria de la subdirectiva.

LAS MINORÍAS TIENEN COMO FUNCIÓN  SER CONTRAPESO Y CONTROLAR LOS EXCESOS DE LAS MAYORÍAS. 

¡A defender el derecho a la huelga o la rebelión del trabajo contra el capital !

Por Rosa América Peñaloza Barrera.
Ejecutiva Cut Antioquia y delegada de Adida.

La huelga está asociada a la demanda de mejores condiciones de trabajo, al desarrollo del movimiento sindical internacional y, en general, a la lucha de clases. Aunque sus orígenes se remontan a la Revolución francesa de 1789 su pleno desarrollo se produce con la Revolución industrial y la generalización del trabajo asalariado a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

El salario mínimo para el 2015 será de 644.350 pesos

Fabio Árias, Secretario General de la CUT, en entrevista por Canal Capital comenta sobre el nuevo salario mínimo. "Ni empresarios ni el gobierno hacen un esfuerzo por ayudar a los trabajadores. El gobierno envía un mal mensaje y debilita la confianza de los trabajadores en el dialogo social y en la concertación."

Seguimos adelante con la Renovación Sindical

Páginas

Subscribe to RSS - Editorial