CSA

La CUT de Colombia respalda a la CSA y su dirección continental y condena el proceso de división impulsado por la CGT

Bogotá, 17 de Marzo de 2017

En el año 2008 se constituyó en Panamá, la nueva Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas – CSA – que es filial de la Central Mundial, Confederación Sindical Internacional, a las cuales se vincularon las tres centrales: la CUT, la CGT y la CTC de Colombia.

De esa manera las centrales sindicales más representativas de todo el continente hicieron parte de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas -CSA-, desde la CLC de Canadá pasando por la AFL-CIO de Estados Unidos hasta las centrales sindicales CGT y CTA de Argentina pasando por la CUT Brasil y otras organizaciones sindicales Brasileras.

Se lograba así la más amplia unidad del sindicalismo de las américas con más de cincuenta millones de afiliados que muestra la representatividad y la capacidad organizativa de los trabajadores del continente

Se acaba de conocer en Colombia, a través de la CGT, una convocatoria para la constitución en el mes de abril de este año, de una nueva central sindical de las Américas, la cual se llamaría Alternativa Democrática Sindical y estaría conformada por una serie de organizaciones sindicales que ahora definitivamente han tomado la decisión de generar un proceso de división de los trabajadores.

Atacar a inmigrantes y refugiados perjudica a toda la gente trabajadora

Las tres órdenes ejecutivas sobre inmigración que fueron anunciadas por el presidente Donald Trump son un insulto en contra de nuestros principales valores como sindicalistas y como estadounidenses. Construir un muro en nuestra frontera, utilizar a los inmigrantes y refugiados como chivos expiatorios, y cerrar las puertas a personas de fe musulmana, no ayudarán a realzar a las familias trabajadoras de nuestro país. Al contrario, estas órdenes inducen el miedo a las redadas entre los trabajadores, promueven el empleo de perfiles raciales y degradan nuestras protecciones constitucionales básicas. Como tales, constituyen un ataque claro en nuestros miembros, puesto que este temor es un obstáculo directo al derecho de los trabajadores de organizarse y negociar colectivamente. Realizamos un llamado en el presidente Trump para que revoque estas órdenes.

Somos mejores que esto. Nuestra nación nunca debe dar sus espaldas a la gente que está huyendo de la violencia y la opresión, solo por su lugar de origen o la religión que practican. Hacemos un llamado a los líderes de este país para que honren con sus actos nuestra larga y gran tradición de darle una guarida segura a aquellas personas que buscan una mejor vida. Ofrecemos nuestra solidaridad y apoyo a las familias trabajadoras que han sido perjudicadas por esta restricción de carácter discriminatorio.

Como el mismo surgimiento de acciones de los miembros de nuestros sindicatos y líderes a través de todo el país lo ha demostrado, el movimiento sindical se adherirá a nuestros principios básicos de solidaridad, dignidad y respeto para la gente trabajadora de todas las razas, fes y estatus migratorio. El movimiento sindical continuará defendiendo a todos los miembros de nuestros sindicatos y nuestras comunidades, cuyas vidas y derechos están siendo amenazado por estas políticas opresivas.
Subscribe to RSS - CSA