Mensaje de advertencia

You can't delete this newsletter because it has not been sent to all its subscribers.

Comunicado 12 enero 2018: Urge restablecer el cese al fuego, con carácter indefinido

El pasado 4 de Septiembre de 2017 la Unión Sindical Obrera –USO- saludo el anuncio de las delegaciones de paz del Gobierno y del Eln de un Cese al fuego, bilateral y temporal que iría hasta este 9 de enero y que podría irse renovando en la medida que las partes cumplieran la suspensión de hostilidades y al mismo tiempo se avanzara en las negociaciones sobre los demás puntos de la agenda ya establecida.
Hay un balance positivo del cese del fuego, no hubo ninguna acción contra la infraestructura petrolera, no se presentaron secuestros con objetivos económicos; hubo reducción significativa de los enfrentamientos armados; sin embargo hubo acciones que empañaron el acuerdo como la muerte del gobernador indígena Aulio Isarama, en el Choco y algunos incidentes menores, que no justificaría la terminación del cese al fuego; Del lado del Estado hubo incumplimientos en relación con los alivios humanitarios, como el asesinato de 8 campesinos cocaleros en Tumaco por parte de la Fuerza Pública y la persistencia del tratamiento militar a la protesta social.

Lamentablemente después de cumplir con el plazo acordado entre las partes para mantener el cese bilateral del fuego, el proceso se encuentra en crisis como quiera que se han presentado acciones militares por parte del ELN y el anuncio oficial del Gobierno de suspender el proceso de negociaciones y de desarrollar una ofensiva militar contra esta insurgencia.

El cese al fuego es un clamor de la sociedad. Hay sobre la mesa una serie de pronunciamientos de sectores políticos, comunidades, organizaciones de mujeres y del resto de la sociedad, instituciones como la ONU, la iglesia y hasta empresarios reclamando la continuidad del proceso. Se trata de reactivar el cese del fuego pero también de avanzar en el desarrollo de la agenda convenida, la participación ciudadana, escuchar a la gente, comenzar a estructurar acuerdos y construir la paz completa.

La USO ha venido insistiendo sobre la importancia de una paz completa, que significa avanzar en los diálogos con el ELN y abrir también un capitulo de conversaciones con el EPL. El reciente balance de la implementación de los acuerdos con las FARC arroja un déficit preocupante. La construcción de la paz representa una esperanza y un reto nacional para superar la violencia y avanzar en la construcción de un nuevo país.

UNIÓN SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO -USO-

COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ -USO-

Barrancabermeja, 11 de enero de 2018.