Carta abierta del aspirante a la Alcaldía Marcelo Torres: Frente a la guerra del embuste

El diario Magangué Hoy, órgano del grupo mafioso que gobierna en ese municipio, alarmado por la acogida que ha tenido la candidatura a la Alcaldía de Marcelo Torres, ha lanzado una verdadera campaña de desinformación contra este en las semanas precedentes. La culminación de la misma ha sido incluir la fotografía de Marcelo Torres y algunos de sus colaboradores como ilustración de una noticia que publicó el pasado viernes 22 de julio sobre la aparición de grupos guerrilleros en el área rural de Magangué. La carta abierta es la respuesta a dicha situación.

Magangué, 23 de julio de 2011

Carta abierta del aspirante a la Alcaldía Marcelo Torres:

Señor Omar Cuello Romero
Director de Magangué Hoy
La Ciudad

Señor Director:
La noticia publicada por el diario que usted dirige, del viernes 22 de julio de 2011 bajo el título “Pánico en Piñalito y Barranca por presencia de grupos subversivos” lleva, a manera de ilustración gráfica y como parte sustancial de la noticia, una fotografía en la que aparezco, junto a uno de mis colaboradores, entre otras personas.

Es clarísima la intención de quienes hicieron el montaje de la noticia de que el lector relacione los jefes del grupo o los grupos guerrilleros aludidos con mi persona y mi equipo de colaboradores; una vileza, ostensiblemente falsa e insostenible, indigna de periodistas, propia de canallas y de difamadores a sueldo.

Ya he expresado en mi artículo reciente, “El que conoce el tema no sufre de engaño”, mi parecer sobre quienes a título del noble oficio del periodismo ejercen el mercenarismo del teclado. Porque esa es la denominación que merecen quienes han desatado desde el diario del cual usted es responsable, una sistemática campaña de desinformación, una verdadera guerra del embuste, de la cual he sido el blanco de ataque.

Hasta ahora la cruzada mentirosa había consistido en pretender relacionarme con “hechos” de mera tinta y papel, relativos a la lucha política y al proceso electoral. Ahora se urde este montaje con el que se me quiere presentar ante el público como involucrado con la guerrilla, al igual que a mis colaboradores.

Su periódico procede a imagen y semejanza de los intereses del grupo de poder ilegal al cual sirve, con la misma técnica política: si se trata de elecciones, compran al elector; si se trata de un funcionario o empleado público, lo corrompen, y si se trata de gente del pueblo o del adversario, lo intimidan, y si eso no basta, proceden a liquidarlo.

Como a Marcelo Torres no han podido sacarlo del proceso electoral, pretenden colocarlo fuera de la ley. Como la desinformación del periódico que usted dirige no ha logrado ocultar la calurosa acogida del pueblo de Magangué a mi invitación a liberar esta sufrida ribera izquierda del yugo felino, ahora acude al desesperado y criminal recurso de colocar deliberadamente mi integridad y mi vida en situación de alto riesgo.

Magangué ha sufrido la supresión del Estado de derecho durante largo tiempo. Aquí se desconocen las garantías civiles y ciudadanas, no cesan los atentados contra la vida y la integridad de las personas, ahora mismo hay un rebrote de intimidación sobre la ciudadanía, y no ha logrado romperse del todo el silencio ante los atropellos. Existe una continua ruptura de la ley y la normatividad, especialmente de apropiación ilegal de recursos públicos, total corrupción en materia de contratación, inobservancia de normas fiscales, y un escandaloso detrimento patrimonial del municipio.

La burla que las empresas de servicios públicos domiciliarios hacen del padecimiento de los magangueleños va a despertarlas un día de estos con un gran susto. El aspecto de ciudad bombardeada por los cráteres abiertos en sus calles, la mezcla frecuente de las aguas del acueducto con las del alcantarillado, y la condición del municipio de enorme basurero, son las obras distintivas de este siniestro régimen. La destrucción y quiebra de la ESE municipal y la inoperancia y el deterioro de centros y puestos de salud es una verdadera infamia contra la vida de los habitantes, especialmente en el primer nivel de salud, cuya abrumadora mayoría, en régimen subsidiado, malvive en los estratos 1 y 2. Las fechorías contra la niñez, la juventud y los docentes en materia de educación, por los robos de recursos públicos en materia de transporte y alimentación escolar, el marchitamiento de los mejores colegios públicos, el tráfico de las horas extras y de las becas, el desconocimiento de los concursos, el negocio de la capacitación, no tienen nombre.

El retraso de salarios durante meses y hasta más del año, la cancelación de sólo su mitad, o incluso su no pago en absoluto son otras tantos desafueros y humillaciones que deben sufrir con la boca muy cerrada hasta quienes respaldaron el régimen con su voto. La placidez de los organismos de control ante todo ello causaría risa si no fuera por la tragedia que vive el pueblo; esto ha suministrado a la mafia gobernante una atmósfera de impunidad y manos libres para el saqueo de las rentas públicas, la arbitrariedad y el crimen.

Magangué clama por el remplazo definitivo de este viejo régimen por un gobierno municipal honesto, democrático, barato y eficaz, que combata sin contemplaciones la corrupción, que defienda lo público, procure el bienestar del pueblo y el progreso económico y social del municipio. Precisamente todo lo contrario de lo que defiende el diario que usted regenta.
Señor director:

Su periódico quiere quitarme de en medio porque el pueblo de Magangué me ha identificado como el próximo Alcalde que necesita el municipio.

A usted y a su periódico hago responsables de los riesgos de mi integridad o atentados contra mi vida que pudieren sucederme o a los integrantes de mi familia, al igual que a mis colaboradores y a sus seres queridos. Lo conmino públicamente a que la publicación que dice dirigir, rectifique de inmediato, pues más que un paso en falso lo que acaba de hacer es una monstruosidad.

La nota curiosa de la noticia en comento la pone el párrafo final de la misma que a la letra dice: “Damos traslado de esa situación a la Infantería de Marina y Policía a fin de que se erradique el problema, haciendo una inspección en la zona”. Muy clara la instrucción que el periódico parece poder impartirle a los comandantes de Marina y Policía, “ayudándoles”, por supuesto, con la fotografía donde aparecemos. Pregunta: ¿Usted cree que los comandantes secundarán esta bellaquería? Lo saluda muy cordialmente,

Marcelo Torres Benavides
Candidato a la Alcaldía de Magangué del Partido Verde y
del Grupo Ciudadanos Progresistas