Carta abierta de Silvia Zuleta Ortíz

Quiero agradecer públicamente a todas las personas e instituciones sociales y políticas – entre ellas mi hermano José Zuleta Ortiz – que durante el mes de febrero de 2015 han programado en Cali, Bogotá y Medellín una serie de actividades relacionadas con la conmemoración de los 80 años de nacimiento y 25 años de la muerte de mi padre Estanislao Zuleta.
 
Quiero destacar el trabajo de la Corporación Cultural Estanislao Zuleta de Medellín bajo la dirección de Sandra Jaramillo que de compañía con numerosos profesores universitarios e intelectuales antioqueños vienen preparando la realización de números actos en esa ciudad.
 
También resalto y trataré de apoyar el trabajo que diferentes personas realizan en Cali con el mismo objetivo de recuperar, rescatar, divulgar y desarrollar el pensamiento de Zuleta, entre la que se destaca el lanzamiento del libro “Shakespeare, una indagación sobre el Poder” que se hará el próximo 17 de febrero en la Biblioteca Departamental en Cali.
 
Igualmente destaco la labor de un grupo de jóvenes de Bogotá que han conformado un colectivo denominado “SOMOS CIUDADANOS-Red Democrática”, que realizarán entre el 12 y el 28 de febrero de este año diversos eventos en el Centro de Memoria Histórica “Paz y Reconciliación”, y las Universidades Javeriana, Nacional y Distrital, conversatorios y conferencias con el apoyo de los periódicos Desde Abajo, Nueva Gaceta y el Informativo de la CUT Bogotá Cundinamarca.
 
Además, frente al panorama y ambiente político que se empieza a respirar en mi patria Colombia, con ocasión de los avances que tiene el denominado proceso de Paz, y también los evidentes progresos democráticos que vive Latinoamérica y el mundo en general, fruto de la irrupción de gobiernos progresistas y de los triunfos de movimientos políticos como Syriza en Grecia y Podemos en España, he tomado la determinación de afiliarme y contribuir con el trabajo del Partido del Trabajo de Colombia PTC y ayudar con la construcción de un Nuevo Proyecto Político en el país, que conduzca a nuestra nación hacia niveles ciertos de democracia, autonomía y equidad social.
 
En ese sentido creo firmemente – sin ser una especialista en las ideas de mi padre ni ser una activista política consagrada, sino como simple ciudadana - que el pensamiento de Estanislao Zuleta, en su visión sobre el conflicto, la democracia, los derechos humanos y la crítica al poder omnipotente de las clases dominantes, puede contribuir enormemente en la construcción de una nueva Colombia, en Paz y con reconciliación, más justa, equitativa y que ofrezca verdaderas oportunidades a la gente para obtener y vida digna.
 
Silvia Zuleta Ortiz